Juárez

Una tradición familiar desde hace 129 años

Familia fronteriza venera a la Virgen de la Purísima Concepción con un danza matachín

David Cruz / El Diario de Juárez
David Cruz / El Diario de Juárez

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez

lunes, 09 diciembre 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Familia juarense venera desde hace 129 años a la Virgen de la Purísima Concepción, con una danza matachín conformada por 20 miembros que durante cuatro generaciones han mantenido la tradición viva.

“Ya tengo venerando 60 años a la Virgen de la Purísima Concepción, hoy cumplimos 129 años aniversario de que la festejamos, desde los tiempo de mis abuelos hasta mis padres nosotros lo hemos hecho”, comentó Manuel Chavarría Luévano, de 74 años.

Chavarría explicó que en 1890 su familia empezó a celebrar esta fiesta inculcada por su abuelo en la colonia El Barreal, quien era originario de Jalisco y de su abuela, nacida en Torreón. Luego fue una tía quien prosiguió en Juárez con el grupo “La Danza del Divino Rostro”.

El Día de la Purísima Concepción se celebra el 8 de diciembre, pero la familia Herrera Chavarría se preparara desde la víspera con una velada, en la cual danzan y ofrece una reliquias a su patrona.

Chavarría comentó que después de que su tía falleció, la fiesta se mudó a la colonia Chaveña, lugar en donde tienen 30 años danzando.

Para está tradición familiar se invitan a los danzantes de Ciudad Juárez, por lo que la calle Emiliano Zapata se impregna de una mezcla de tradiciones de Jalisco, Torreón y Ciudad Juárez.

La fiesta comienza con oraciones y melodías con guitarra y violín, luego continúan con un ritual en el que se forma una cruz de palmeras traídas de la sierra de Juárez, que se coloca en el piso junto con cuatro velas en cada lado, se bendice y se toman las ramas para forrar un bastón que se entrega a cada jefe de los grupos de danzas que los acompañan, explicó Antonio Herrera.

La reliquia que se brinda a la virgen consiste en regalar la comida durante los dos días a los asistentes a la veneración, dijo Herrera.

Los Sones de “Indios de San José”, “Indios” y “Los Huaraches” se fueron bailados ayer por la “La Danza del Divino Rostro”.

Por la mañana del domingo, el grupo acude a la Catedral a misa, posteriormente bailan en la plaza y se regresan a la Chaveña para continuar hasta que la última danza terminé con su presentación.

“Ya tenemos cuatro generaciones en Juárez haciendo esta danza para la virgen, para esta última generación me tocó a mí ser el jefe de mesa, y yo ya le asigné a mi hija para que continuará con la tradición de nuestros antepasados”, manifestó Herrera.

vdomínguez@redaccion.diario.com.mx