Juárez

Un reto, regreso a clases virtuales

La nueva modalidad de enseñanza resulta confusa para algunos padres de familia, incluso para estudiantes y maestros

Omar Morales / El Diario de Juárez

Javier Olmos
El Diario de Juárez

sábado, 25 abril 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Hasta cierto punto difícil y estresante ha sido el regreso a clases a distancia para maestros juarenses, entre la confusión de padres de familia en el uso de la tecnología, la saturación de chats, desinterés de alumnos e incluso falta de capacitación previa para ellos.

La reanudación de las actividades escolares a partir del lunes pasado desde casa fue “regular, porque algunos papás ni siquiera entraron a la plataforma, aunque les haya mandado los códigos y otros sólo hicieron el material que les mandé”, dice una maestra de primaria.

La docente, que imparte clases de quinto grado en la escuela primaria El Nigromante, como otros profesores entrevistados en el transcurso de esta primera semana, está de acuerdo en que ha habido un ausentismo de más de la mitad de sus grupos.

“Mis escuelas optaron por el modo televisivo, ya que no todos tienen acceso a Internet; en los programas de televisión al finalizar cada asignatura pondremos ejercicios, preguntas, resumen, y los alumnos lo tendrán que realizar como evidencia y enviárselo a cada maestro, asesor o tutor del grupo”, cuenta otro docente que imparte clases en algunas escuelas secundarias, como la Federal 11 y la Estatal 3002.

Sin embargo, agrega que han tenido una asistencia a distancia de menos de 20 alumnos, cuando sus grupos concentran 40 y 45. 

Apenas a mediados de esta semana, a través de televisión abierta, la Secretaría de Educación Pública, con Esteban Moctezuma a la cabeza, inició una serie de capacitaciones para el sector magisterial, sobre la impartición de clases a distancia y el uso de diversas plataformas de Internet como Zoom y Google Classroom.

Ven poco interés de los alumnos

“Yo prefiero el modo televisivo y aclarar dudas por medio de Google Classroom, que es una plataforma donde podemos tener contacto con los alumnos, porque en algunas escuelas hicieron grupos de Whatsapp de maestros con alumnos y no se la acababan”, agrega el maestro.

“Nos mandan mensajes por privado o nos marcan los papás, porque tienen dudas, pero también nosotros apenas estamos enterándonos de cómo se va a trabajar”, dice.

Expresa que aunque depende del contexto de cada escuela, en el turno vespertino la mayoría de los padres pertenecen al sector de la maquila, “son operadores y siguen trabajando. Los alumnos se quedan solos y claro que no tienen interés, y también no hay interés por parte de los padres en la educación de sus hijos”.

Indicó que en diversos grupos de maestros, se está reportando la participación, si mucho, de diez alumnos.

Sin embargo, no todo los maestros reportan poca asistencia, como “Gloria”, profesora de la primaria El Nigromante. 

“No ha sido tan mala la asistencia, más bien de lo que se quejan las mamás es de las clases de televisión, que no le encuentran sentido a tanta pregunta, que se tienen que anexar al portafolio de experiencias y muchas mamás me piden que lo anule, pero no se puede porque así lo marca la nueva modalidad virtual de educación, como lo dijo el secretario de Educación”, y agregó que ha sido también un poco estresante dar clases a través de Whatsapp, ya que muchas mamás no entienden y saturan el espacio con información.

‘Sería mejor seguir receso’

No todos los docentes están de acuerdo con la modalidad de trabajar a distancia. 

Rafael Velázquez Hernández, de la primaria Jesús García Héroes de Nacozari, ubicada en la colonia Tierra Nueva II, expone que de 33 niños de su grupo, sólo 11 están trabajando; del resto no hay comunicación.

“Los papás han observado las indicaciones, algunos me han mandado mensajes personales de ‘oiga no puedo imprimir, mi teléfono no sirve para sacar fotos y se llena la memoria’; son muchas complicaciones que se les presentan y eso trae a veces hasta conflictos entre papá e hijo”, expresa.

De ahí que sugiere que es mejor que se hubiera prolongado el receso. 

“A título personal, considero que es innecesario dar clases a distancia si ya ampliaron el calendario escolar. Lo mejor sería esperar a que termine el aislamiento y luego volver a clases”.

“Otra opción sería reponer durante tres semanas lo perdido a partir de que inicie el nuevo ciclo durante agosto”, planteó.

Primera semana, de marchas forzadas

Eva Trujillo, vocera de la Secretaría de Educación y Deporte en el Estado, dijo que esta primera semana de trabajo se basó principalmente en conocer las herramientas que se tienen para dar clases a distancia, ya sea a través de Internet, televisión o uso de la telefonía celular.

Además de elaborar y hacer la impresión de los cuadernillos que se llevarán a niños de zonas rurales y serranas, donde no se tiene acceso a estos mecanismos de apoyo.

“Fue trabajar a marchas forzadas, no hay un manual que te diga cómo hacer la educación generalizada en este tipo de contingencias, no se tienen ningún antecedente en ninguna parte del mundo”, expuso.

Dijo que las soluciones se han ido construyendo día a día, “es un período en el que estamos adaptándonos con otro tipo de herramientas también de apoyo para maestros con la capacitación en línea a través de Google Education”.

Mencionó que desde el martes, y el miércoles y jueves, lo que seguirá en las próximas semanas, a través de televisión abierta, de 13:00 a 15:00 horas con retransmisión de 20 a 22, se ofrecerá a docentes asesoría en el uso de herramientas de internet para apoyar la formación docente durante el período de contingencia.

Según se informó, este período concluye el 15 de julio.

La subsecretaria de Educación y Deporte en la Zona Norte, Judith Soto, dijo que en esta semana hasta un 90 por ciento de los docentes pudieron acceder a las plataformas para impartir educación a distancia mientras un 76 por ciento reviso los contenidos.

Calificó esta primer semana como un “saldo positivo” debido a los esfuerzos de maestros, directivos y padres de familia para poner atención a las clases.

A los docentes pidió una mentalidad abierta, flexible y conciliatoria con alumnos, y aseguró que no se han recibido “quejas rotundas de cosas que hayan sido muy complicadas”.

jolmos@redaccion.diario.com.mx