Trastornan lluvias a la ciudad

Propicia mal clima inundaciones, daños en casas y dos atropellos, además de otros accidentes

Luis Carlos Cano C./
El Diario
viernes, 29 noviembre 2019 | 06:00
|

Viviendas inundadas y muebles dañados, paredes y bardas caídas, 36 accidentes viales y congestionamientos en una gran cantidad de calles que estaban inundadas, fue el saldo que dejó las lluvia, registrada durante el jueves y la mañana del viernes en esta ciudad, de acuerdo con los reportes de Protección Civil Municipal, la Dirección de Tránsito, Bomberos y los mismos ciudadanos afectados.

Pese a los incidentes, no se reportaron víctimas, sólo dos casos de peatones que fueron atropellados; fue necesario cerrar los pasos a desnivel de la avenida Insurgentes y el de la calle Benjamín Herrera, que cruza por debajo del puente internacional Paso del Norte, así como el viaducto Gustavo Díaz Ordaz, informó José Luis Sánchez, vocero de la Dirección de Tránsito Municipal.

Los elementos del Departamento de Bomberos atendieron seis servicios durante la contingencia, entre ellos la inundación en cuatro casas, una en la calle Manuel Altamirano y División del Norte, otra en Géminis y Acuario, así como dos en la colonia Chaveña, situadas en la calle Federico Allende y Ferrocarril, manifestó el comandante de la corporación, Benito Ortiz Ornelas.

Se atendió además el caso de una barda a punto de caer en la esquina de las calles Lechuguilla y Morelia, del fraccionamiento Eréndira, y se rescató a un automovilista que quedó varado en la calle Custodia de la República; el hombre estaba sobre el techo del automóvil cuando los Bomberos llegaron a rescatarlo utilizando una soga para sacar la unidad del charco. 

De acuerdo con los reportes, los daños más graves fueron en las dos viviendas de la colonia Chaveña; se trata de inmuebles que colindan con los patios del Ferrocarril Mexicano, construidos con adobe y resultaron con daños en las paredes, además del patio inundado y afectaciones en los aparatos electrodomésticos, camas y otros muebles.

Estas casas se inundan desde que Ferromex construyó la barda con bloques de concreto, ya que el agua se acumula y se mete a las viviendas, y eso es lo que ocurrió en esta ocasión, explicaron Diana Trujillo y Luis Miguel Muñoz.

La más afectada fue la casa de Trujillo, pues todavía ayer al mediodía sacaba el agua acumulada del interior y que afirma, le provocó un hoyo en una de las paredes, grietas en un cuarto, el agua entró también al refrigerador, la lavadora, a los muebles donde guarda la ropa, en burós y le afectó las camas.

Luis Miguel Muñoz dijo que su casa resultó afectada en dos paredes que van al patio, además de que le entró el agua a la estufa, al refrigerador y se le dañaron las camas, así como los muebles de la cocina y comedor.

El afectado agregó que el agua le llegaba casi a la rodilla, por lo que la noche del jueves decidió llevar a su familia con parientes que viven cerca, mientras el sacaba el agua de la casa con cubetas y escoba.

Los propietarios de estas casas dieron a conocer que dialogaron con directivos del Ferromex y acordaron buscar la forma de que la empresa les apoye para reparar los daños, aunque no se habló del tiempo para ello, dijo la señora Trujillo. La lluvia provocó el caos en las calles; José Luis Sánchez, vocero de la Dirección de Tránsito Municipal, dijo que la dependencia registró 36 accidentes viales por el factor lluvia, de los cuales 7 choques fueron por alcance, 12 por cambiar de carril, 7 por cortar la preferencia, 5 por vuelta indebida y otros 3 otros no especificados.

Además ocurrieron otros dos accidentes contra peatones, en uno de los casos el peatón es responsable por imprudencia y otro fue porque no se le cedió el paso al peatón por parte del automovilista.

Efrén Matamoros, director de Protección Civil municipal, dijo que por las inundaciones en distintos sectores de la ciudad se dieron casos de congestionamiento vial, situación que se agrava por la actitud de muchos conductores de no respetar a los demás y circular de manera indebida.

Aparte de estos casos, usuarios de las redes sociales compartieron fotografías de vehículos de carga y automóviles que cayeron en enormes baches llenos de agua que se encuentran por el bulevar Óscar Flores, cerca de la glorieta del kilómetro 20.

Matamoros comentó que los diques de contención de agua que se encuentran en la colonia La Presa y Revolución Mexicana no corren riesgo de reventarse, ya que están al 40 por ciento de su capacidad y vierten agua de manera adecuada.

Lo mismo ocurre con los diques de la zona poniente, como es el caso del conocido como La Montada, que se encuentra al 30 por ciento de su capacidad, dijo el comandante de Bomberos Benito Ortiz.