Juárez

Tras visita de AMLO, regresa desorden vial

Obras desatan embotellamientos

Omar Morales / El Diario

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 28 marzo 2021 | 09:37

Ciudad Juárez.- Luego de la visita el viernes del presidente Andrés Manuel López Obrador a Ciudad Juárez, el desorden vial sobre la avenida Tecnológico regresó, debido a la delimitación de carriles por la construcción de la segunda ruta troncal.

En un recorrido realizado por El Diario, se pudo constatar que ayer, en tramos de la avenida Tecnológico se recolocaron trafitambos y maquinaria para continuar con la adecuación de estaciones y carril confinado para el sistema de transporte semimasivo.

Lo anterior provocó tráfico lento durante la mañana del sábado, principalmente en el área de La

Cuesta, donde la fila de vehículos iba desde la calle Morelia hasta el bulevar Teófilo Borunda.

Ante la visita del presidente el pasado viernes, las obras de la BRT-2 fueron suspendidas en diferentes tramos de la avenida Tecnológico, con la intención de agilizar el flujo vehicular. Durante la madrugada de ese día, desde el aeropuerto y hasta el puente Rotario se hizo el retiro de cortinas de plástico y otra señalética que reducían los carriles para la circulación.

Uno de los puntos en donde fue más notable el retiro de maquinaria y trafitambos fue en el paradero ubicado frente al Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ), en donde el Ejecutivo federal atendió su único evento.

Las restricciones para circular, además de los retrasos en las obras, impactan directamente a miles de automovilistas que a diario transitan por avenidas como Tecnológico, Paseo Triunfo de la República, 16 de Septiembre, Manuel Gómez Morín y Francisco Villarreal Torres.

Los trabajos relacionados con la BRT-2 también han causado un “dolor de cabeza” a automovilistas y peatones de la llamada “columna vertebral de la ciudad”.

Los problemas a la circulación en estas avenidas prevalecen desde el pasado 13 de julio, cuando dieron inicio las obras del transporte semimasivo, y tras ocho meses, todos los frentes permanecen sin concluir, afectando el flujo vehicular.