Juárez

Tras ocho días de explosión, ignora ASPA a afectados

Vecinos de Los Ojitos se inconforman con reparaciones ofrecidas

Sandra Rodríguez
El Diario de Juárez

sábado, 08 enero 2022 | 14:04

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Una mujer muestra una cuarteadura en la pared de su vivienda

Ocho días después de una detonación de 125 kilogramos de explosivos en la sierra del poniente por parte de la empresa Asfaltos y Pavimentos de Ciudad Juárez (ASPA), vecinos cuyas viviendas resultaron afectadas en el fraccionamiento contiguo reportaron estar inconformes con las reparaciones ofrecidas. 

En la calle Vista del Puerto, Adriana Macías se quejó de que el personal enviado por la empresa sólo le repuso el vidrio de una ventana, mientras en su casa siguen visibles y sin arreglo las fisuras que el jueves 30 de diciembre se abrieron sobre otras formadas por estallidos anteriores y que su familia había ya tratado de reparar.

“Si van a venir a reparar, ok, vienen y reparan; pero, ¿si se me cae mi casa? Con otra explosión va a volver a pasar lo mismo, porque ya reparamos y se volvió a cuartear”, dijo Macías, señalando luego cómo una grieta es todavía visible tanto en el interior de la cocina como en el exterior de la casa. 

“No hallo qué hacer, pero sí me gustaría que se arreglara eso, porque, como dicen, si ellos tienen permiso de explotar, yo estoy de acuerdo, pero tienen que tener cierto límite, porque se está dañando a terceros, porque esta es mi propiedad privada, no tengo por qué estar recibiendo eso si yo no lo estoy ocasionando”, agregó Macías, de 40 años.

También Benito Martínez, de 54 años y encargado de un templo construido en 2021 en la calle Vista del Bosque, frente a la fábrica de pavimentos que está del lado poniente del bulevar Camino Real, mostró ayer una grieta todavía abierta en uno de los muros del recinto religioso.

En el lugar, Martínez agregó que los trabajadores enviados para la reparación sólo picaron el concreto de la fractura con el fin de agregarle mezcla de cemento, pero que él se rehusó a aceptar que sólo fuera resanada y que, aun cuando ha tratado de exponer esta inconformidad ante la empresa, no ha podido.

“Desde el lunes ya no han ido (a su casa). Cuando voy allá a la empresa, nomás está el puro guardia; fui ayer y pues nomás está el guardia, que ya pasó el reporte. Fui el martes y ayer, y también dijo que él iba a pasar el reporte”, dijo Martínez, que mostró también grietas en la vivienda contigua al templo. 

“Ningún vecino quiere que le reparen nada, quieren que se les paguen los daños. Si no me ponen lo que quiero, que me paguen los daños”, agregó el entrevistado, que estimó en 30 mil pesos el costo de los muros terminados en agosto pasado en el recinto religioso. 

La más reciente detonación en ASPA fue la tarde del jueves 30 de diciembre, cuando el estruendo causó daños a 27 viviendas del fraccionamiento Vista los Ojitos, según el conteo de la Dirección General de Protección Civil (DGPC).

Posteriormente, la dependencia informó que la compañía usó 125 kilogramos de explosivos y que, por la intensidad y los daños, se había determinado imponerle la suspensión temporal de esta práctica.

Otros residentes del fraccionamiento que informaron que las fracturas en los muros de sus viviendas se sumaron a otras fallas generadas por estallidos anteriores son Alberto Cruz Rodríguez y Patricia Ríos, también en la calle Vista del Bosque. 

“A él (el representante de la compañía) no le duele porque no es su casa. A nosotros nos ha costado cada clavo que le hemos metido; uno había oído detonaciones, pero ahora sí se mandaron”, dijo Ríos, de 45 años.

“¿Cómo no voy a estar molesta, si es nuestro patrimonio? Somos personas que lo que hicimos ya es para nuestra vejez, imagínese con la casa toda floja”, agregó. 

Personal de la compañía que respondió ayer a solicitudes de información hechas en días pasados dijo solamente que están reportando las reparaciones ante la DGPC. 

“Las reparaciones las estamos haciendo nosotros, pero Protección Civil está de por medio, porque todo se está haciendo legal, para hacer las reparaciones y conforme todo el papeleo y todo, prácticamente las actas y papeleo todo lo está llevando Protección Civil, se está dando a ellos prácticamente toda la información y todos los trámites que se están realizando”, dijo Bianca Talamantes, que informó llamar de parte de Gustavo Porras, gerente de ASPA.

Consultado al respecto, el director general de Protección Civil, Roberto Briones, dijo haber recibido documentación sobre todo de reposición de vidrios, e insistió en que la próxima semana –sin especificar día– pedirá a la empresa que, con los datos que tiene de los vecinos, los reúna para “socializar” la futura operación de los explosivos. 

“La responsabilidad de ellos para socializar el entorno es que ellos junten a los vecinos (…) lo que hay que buscar es la forma de que se pueda trabajar en el entorno de forma correcta. Una de las condiciones es que ASPA socializara el entorno con la gente”, dijo Briones, que ha insistido en que tanto la empresa como el fraccionamiento fueron instalados de manera legal.

“Trabajar en conjunto: si truenan 300 kilogramos de explosivos, que sea menos, que los vecinos tengan conocimiento de los días que se harán las detonaciones; tenemos que encontrar un método para que sepan los días que se van a detonar. Eso es socializar”, agregó el funcionario.

srodriguez@redaccion.diario.com.mx

close
search