Juárez

Transporte escolar, sin control aquí

La mayoría de los camiones incumplen con las disposiciones de la Dirección General de Tránsito Municipal

El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

lunes, 17 junio 2019 | 11:44

Ciudad Juárez— Más de un millar de estudiantes de nivel básico y medio superior son transportados de lunes a viernes en vehículos de diverso tipo que, en su mayoría, incumplen con las disposiciones de la Dirección General de Tránsito Municipal (DGTM), pero que cuentan con la anuencia del Gobierno del Estado para prestar el servicio de transporte escolar.

Sin una coordinación entre ambas instancias de gobierno, los menores son movilizados en vehículos, en su mayoría tipo Van, que carecen del cinturón de seguridad y que son guiados por choferes sin certificación que los acredite como tales.

Y aunque Juárez es una ciudad inundada por camiones escolares que fueron desechados en Estados Unidos, aquí esas unidades son transformadas en “ruteras” para movilizar a casi 17 mil personas diariamente.

El uso de camionetas tipo Van es bien común aquí, pero es de muy alto riesgo para los niños. Son muy pocos los camiones amarillos que circulan en la ciudad porque la compra de estas unidades no es redituable y la inversión es mucha”, explicó un concesionario que solicitó la omisión de su nombre por temor a represalias.

El reglamento de Tránsito indica en los Artículos 41 y 43 que los autobuses y camiones de dos o más metros de ancho deberán tener luz roja intermitente al estar detenidos para el ascenso y descenso. Mientras que el artículo 56 refiere que los vehículos para transporte escolar estarán acondicionados conforme a las necesidades de los educandos por razones de edad, estatura y peso.

Además, cada autobús deberá estar pintado en forma uniforme de color amarillo tráfico, con sus leyendas debidamente rotuladas, así como el número económico correspondiente y deberán contar con una torreta en color ámbar y cinturones de seguridad para los pasajeros.

Luis Lugo Ordorica, jefe de la Oficina de Transporte Público en la Zona Norte, precisa que la Ley de Transporte y sus Vías de Comunicación, vigente en el Estado de Chihuahua, no establece el marca o tipo de vehículo.

“A la hora de que se le hace la revisión física a la unidad se verifica que el modelo sea 2005, que son requisitos muy similares al servicio de transporte de personal”, explica el servidor público.

Asegura que los camiones deben ser amarillos, ya que es importante que los conductores de otros vehículos sepan que van frente a una unidad de transporte escolar.

“Es mayor seguridad para los niños viajar en camiones de color amarillo y las letras clásicas de transporte escolar”, plantea.

Poca demanda, poca revisión

Datos oficiales de Oficina de Transporte Público y la Subsecretaría de Educación y Deporte, ambas dependientes de Gobierno del Estado, establecen que en la Zona Norte existen mil 187 escuelas en el nivel básico.

Únicamente el 17 por ciento de los planteles cuentan con el servicio de transporte escolar que es ofrecido por empresas particulares a los padres de familia.

Judith Marcela Soto Moreno, subsecretaria de Educación y Deporte (SED) en la Zona Norte, explica que el servicio de transporte privado que contratan los padres de familia –con las implicaciones que eso conlleva– es responsabilidad de las partes implicadas.

Es un contrato de prestación de servicio entre empresa privada y particulares, en este caso el padre de familia.

“Ellos contratan el servicio por decisión propia para el traslado de sus pequeños, nosotros sólo los exhortamos para que verifiquen que las unidades cuenten con las medidas mínimas de seguridad como es el cinturón de seguridad, las salidas de emergencia y que el chofer sea una persona capacitada con comprobadas credenciales y competencias”, enumera.

De las mil 187 escuelas de nivel preescolar, primaria y secundaria únicamente el 17 por ciento de ellas tiene el servicio de transporte escolar que es operado por particulares. Aunque planteles de nivel medio superior también contratan este tipo de servicio.

Actualmente existen 207 permisos vigentes para la prestación del servicio de transporte escolar, menciona Lugo Odorica.

El archivo periodístico establece que algunos concesionarios de transporte de personal prestan el servicio de traslado de estudiantes de manera recurrente, lo que es irregular.

El año pasado un accidente vial puso al descubierto que menores eran trasladados a su escuela en camiones que carecían de cinturón de seguridad y otras disposiciones.

Un vehículo Ford Taurus 2000, conducido por un hombre de 36 años, circulaba de poniente a oriente sobre la carretera Juárez-Porvenir y rebasó por sentido contrario y derrapó, debido al aparente exceso de velocidad, para ser impactado por una camioneta Chevrolet S10, modelo aproximado 1998, que circulaba en un sentido de oriente a poniente.

Debido al impacto, el Ford Taurus se estrelló contra el camión Internacional 1998 que llevaba más de 50 estudiantes del Cecutech, plantel San Isidro. Dos alumnos murieron y otros tres más resultaron gravemente lesionados, de acuerdo con personal de la Dirección General de Tránsito Municipal.

La unidad vehicular carecía de permiso para prestar el servicio como transporte escolar.

En el presente ciclo escolar dos camiones de personal fueron retirados de circulación por prestar el servicio a planteles educativos para el traslado de niños, dice Luis Lugo Ordorica, titular de esta oficina.

“Las escuelas no son ajenas al problema y si bien no son responsables de que un particular ofrezca sus servicios, el empresario acude a la escuela y le da la oportunidad de que los contraten, sin embargo no nos exime a nadie de responsabilidad, todos debemos estar en el proceso por la seguridad de los niños”, plantea Soto Moreno al señalar que se debe ser muy estricto con las empresas que ofrecen este servicio.

“En el tema del transporte escolar es una servicio que se otorga de manera privada. El interesado en prestar el servicio a determinada escuela acude a la Dirección de Transporte y solicita un permiso y presenta documentos como acta de nacimiento, solvencia económica, contrato con la escuela, el camión, la factura, luego se le otorga el permiso por camión”, resume Lugo Ordorica.

El camión debe contar con seguro para estudiantes, también el vehículo, el chofer debe tener capacitación especial porque el traslado de niños es un tema delicado, asegura.

“Por eso exhorto a las escuelas que tengan necesidad de servicio privado para que acudan con nosotros para ver de los mismos permisionarios que dan servicio se puedan ampliar, no les den entrada porque sí”, ofrece.

Inseguridad afectó servicio: concesionarios

En un recorrido realizado por El Diario en algunas escuelas se observó que planteles como la escuela primaria Abraham González sus alumnos son transportado en camionetas tipo Van, que en promedio movilizan entre 18 a 20 niños, por la poca demanda del servicio.

“La violencia nos afectó mucho, los padres prefieren venir por sus hijos por miedo, este realmente es un negocio poco redituable”, expone a El Diario uno de los dos concesionarios que ofrece el servicio al plantel y que pide no ser identificado.

Y aunque dice que han ofrecido el servicio por 18 y 11 años y cuentan con la experiencia suficiente como choferes, nunca han recibido una capacitación especial.

Aclaran que cuentan con seguro de daños a terceros, que las unidades se encuentran en óptimas condiciones, pero ninguna de ellas está pintada de amarillo, ni tiene número económico, ni ha sido supervisada por transporte.

Otros choferes exponen que en Juárez el uso de los camiones es complicado porque los niños viven en fraccionamientos cerrados.

“La circulación de las unidades de transporte tipo camión es complicado, no siempre podemos meterlo entre las zonas habitacionales donde el espacio es reducido. En muchos fraccionamientos no dejan entrar al camión escolar”, explica otro concesionario. (Luz del Carmen Sosa / El Diario)

lsosa@redaccion.diario.com.mx