Juárez

Transmite los conocimientos de la abuela

La naturópata Ana Rodríguez ofrece sus servicios de curación a los habitantes de la frontera

Cortesía / La originaria de Jalisco

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

lunes, 22 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Hace más de un siglo su tatarabuela practicó la medicina tradicional y cada uno de sus conocimientos fue transmitido de generación en generación por las mujeres de su familia; hoy Ana Rodríguez es una naturópata que lucha por conversar la sabiduría de sus ancestras. 

Levantar la vejiga, tronar el empacho, curar el susto y el latido, masaje de rebozo, elaboración de pomadas y medicinas antidepresivas son algunos de los conocimientos que Ana heredó y que ahora ofrece a los habitantes de la ciudad.

“Mi interés personal es que esta medicina no se pierda, que todas las personas puedan tener acceso a ella”, dijo Ana Rodríguez, originaria de Guadalajara, quien reforzó lo aprendido con estudios en acupuntura, hipnoterapia, descodificación, biomagnetismo y esteticismo corporal.

Sus abuelas fueron sobanderas, curanderas y parteras, su mamá heredó todos los conocimientos en medicina tradicional, sin embargo, su personalidad siempre fue tímida, por lo que Ana decidió ser quien compartiera el conocimiento con la comunidad. 

Despertando a tu Diosa

Actualmente, como parte del programa de Artes y Oficios de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), imparte cuatro talleres virtuales los sábados: Electrolisis, Magnetoterapia, Despertando a tu Diosa y Mascarillas hidroplásticas. 

El primero consiste en la desintoxicación por medio de ionización, aunque también enseña métodos de curación con tés y aceites; el segundo, se enfoca en el conocimiento de los campos magnéticos del cuerpo con el fin de impactar emociones y enfermedades.

Despertando a tu Diosa se enfoca en la esencia femenina, la cual busca reflexionar sobre la anatomía y sexualidad de la mujer; finalmente, el cuarto taller enseña a elaborar mascarillas hidroplásticas con componentes orgánicos y realizar jelly spa con ingredientes prácticos.

“Busco que la gente tenga salud física, mental, emocional y espiritual, estoy convencida de que todos somos uno”, dijo Ana, y contó que también atiende a la comunidad en general a través de La casa del naturópata, un local ubicado en la avenida Manuel J. Clouthier.  

Ana amplió sus conocimientos en la Sierra de Chihuahua, donde aprendió de un curandero local; finalmente, hace 16 años se instaló en Ciudad Juárez, y desde entonces transmite el conocimiento de la medicina tradicional como una manera de reforzar la identidad mexicana. (Alejandra Gómez)

agomez@redaccion.diario.com.mx