Juárez

Tráeme la pistola, gritó policía

Exagente peleaba con una vecina antes de la masacre en Terranova, de acuerdo con testigo

Staff / El Diario de Juárez / Casa donde se registró la masacre

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

jueves, 21 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— " Tráeme la pistola" fue el grito que dio como orden a su esposo, Mariela D.T, agente de policía fuera de servicio, mientras se peleaba a golpes con una vecina; ese llamado detonó la masacre de la madrugada del pasado domingo en la colonia Terranova.

Así se conoció ayer en la audiencia de cargos contra la agente preventiva y su esposo, Benito,E.R, acusados de un triple homicidio y una tentativa de homicidio contra integrantes de una misma familia, quienes eran vecinos de los ahora presos.

El incidente se registró a las 5:00 horas del pasado domingo por cuestiones de borrachos, ya que las dos partes en conflicto se amanecieron tomando cada cual  en sus domicilios, según se ventiló ante el juez de Control, Antonio Coos Araújo.

A Wendy Julissa Aguilar De la Torre, la primera víctima de ese incidente, le dispararon, y una vez tirada en la calle, le daban patadas en la cara y la golpearon con la cacha de la pistola, declaró ante el ministerio público una testigo sobreviviente.

Está última también es integrante de la familia agredida y recibió un disparo que no llegó a penetrar porque la bala fue desviada por un celular que traía en su chamarra, según declaró y se confirmó después de forma científica por los investigadores de Servicios Periciales de la  Fiscalía, se aseguró en la audiencia.

La mujer policía, Mariela D.T y su esposo, Benito E.R, enfrentaron los cargos de homicidio agravado y homicidio en grado de tentativa en la sala 3 de la “ciudad judicial”.

El representante social informó que el testimonio sobreviviente,  dijo que Benito E.R, esposo de la mujer policía, disparó contra las tres víctimas mortales y contra ella, "decidido a matar a todos".

Mariela D.T está acusada como coautora de los homicidios, se precisó.

El ministerio público dijo al juez de Control que todo comenzó con una riña entre Mariela y Wendy, frente al domicilio de la primera, quien es oficial de la Policía municipal.

La declaración revelada del sobreviviente indica que ya existían rencillas por una supuesta actitud prepotente de la agente policiaca hacia la familia de las víctimas, quienes son vecinos de la calle Tierra Gruesa, en la colonia Terranova.

El ministerio público dijo que en el domicilio de la familia  Aguilar Agüero ubicado en la calle Tierra Gruesa, se localizaron los cadáveres de Julio Roberto Aguilar De la Torre, de 24 años y del padre de este, Julio Roberto Aguilar Palma, de 43 años.

A la vuelta de la cuadra estaba el cuerpo de Wendy Julissa Aguilar de la Torre de 21 años.

Previo a los crímenes se dijo que ambas partes se habían amanecido consumiendo bebidas alcohólicas en sus respectivos domicilios.

Julio Roberto hijo se apartó de su familia reunida en torno a una fogata con música y se dirigió caminando rumbo a la casa de la mujer policía, a unos 40 metros de distancia.

Ahí se generó el primer roce por alguna razón y Julio Roberto, padre, fue a reclamarle a la pareja  que no se metieran con su hijo, según se conoció.

Luego sobrevino una pelea callejera entre la agente Mariela y Wendy Julissa.

La primera ordenó a su esposo llevarle la pistola que usa en su trabajo como policía municipal.

"Llegó disparando yo sentí que me pegó una bala en el pecho, pero no sangre y me fui a esconder al patio", dijo la testigo que luego aseguró que la bala traspasó su chamarra y pegó en el teléfono celular que traía guardado.

Indicó que luego que todo se calmó salió de su escondite y entró a su casa, donde vió tendido a su padre con un balazo en la cabeza.

Posteriormente vio a su hermano tirado en el frente de su casa boca abajo y no respondía porque estaba muerto.

Enseguida supo que su hermana también había fallecido metros adelante.

En la audiencia se conoció que la Policía municipal llegó al lugar y detuvo a Mariela y a su esposo Benito, a quienes reconoció plenamente ante la autoridad como los autores de la masacre.

Los abogados de la pareja acusada solicitaron al juez fijara la audiencia de vinculación o no a proceso para el próximo lunes.