Juárez

Trabajar con aforo de 30% es más caro que cerrar: bares

En la actualidad, sobreviven alrededor de 370 negocios de este tipo en Ciudad Juárez

Iris González
El Diario de Juárez

martes, 04 enero 2022 | 10:55

Tomada de internet

Ciudad Juárez.— El retroceso a semáforo naranja podría traer el exterminio de más bares, cantinas y restaurantes. 

Francisco Aguirre, empresario del gremio y representante de la organización Ciudadanos Unidos, dijo que trabajar con un aforo reducido al 30 por ciento sale más caro que tener cerrado, por lo que la operación de varios negocios está en riesgo.

“Hay negocios chicos con aforo de 30 personas, entonces bajarlo a 10 sale más caro que tenerlo abierto porque hay que pagar sueldos, agua, luz y todo”, expresó.

Recordó que antes de la pandemia, eran más de 500 negocios de giro nocturno los que existían en Juárez, aunque en la actualidad sobreviven unos 370.

De los establecimientos que cerraron, había unos que apenas buscaban reabrir, aunque con el semáforo amarillo será imposible.

“Estamos en riesgo todos los negocios, bajar el aforo es exterminarnos. Ya tenemos dos años de pandemia y todavía no saben cómo detener los contagios, pero poner restricciones a los negocios no es la solución. El Covid no sólo está en bares, también en las iglesias, en las ruteras”, resaltó el empresario.

Debido a que el panorama hasta el próximo 17 de enero es complicado para los empresarios, dijo que se busca un diálogo con autoridades de Salud para exponer los problemas a los que se enfrentan.

“Va a estar muy complicado, no vemos con buenos ojos esta medida”, lamentó Aguirre. 

Estas precauciones estarán vigentes hasta el próximo 17 de enero, con lo que se busca inhibir la transmisión epidemiológica y una eventual saturación de las áreas Covid en los nosocomios que atienden este padecimiento.

El posible cambio de semáforo se da justo cuando las empresas tienen que pagar 33 por ciento más de Impuesto Sobre la Nómina (ISN) y un 22 por ciento de salario mínimo, por lo que la cuesta de enero se extenderá por varios meses, afirmó Jesús Manuel Salayandía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra). 

“Nosotros vemos como algo muy difícil que se dé en enero, por lo de la cuesta, cuando hay una inflación muy alta, más impuestos y alza al mínimo, que en conjunto con las restricciones, vuelven un panorama económico muy complicado”, expresó.

Ante ello, dijo que también se busca un acercamiento con Gobierno del Estado para ver de qué manera se pueden ayudar a las empresas y éstas, a su vez, colaborar para fomentar más prevención y detectar casos. 

El semáforo epidemiológico que el Gobierno federal ha establecido para el estado de Chihuahua es de color amarillo y tendrá vigencia hasta el próximo 9 de enero, cuando se analice de nuevo la contingencia sanitaria.

El líder empresarial aconsejó también a los negocios consultar el Periódico del Estado, donde se muestran las especificaciones para cada negocio.

close
search