Trabajan sin calefacción en clínica 47 del IMSS

Los entrevistados comentaron que deben mantenerse abrigados, incluso los médicos refirieron haberse visto en la necesidad de traer consigo calentones

Alejandro Vargas
El Diario
sábado, 09 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- Derechohabientes y trabajadores de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 47 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denunciaron que la calefacción del lugar está averiada.

Los entrevistados comentaron que deben mantenerse abrigados, incluso los médicos refirieron haberse visto en la necesidad de traer consigo calentones de sus hogares porque algunos se han resfriado, y sin embargo recibieron la orden de retirarlos de la UMF. 

“No hay calefacción, se descompone. La reparan y mañana se descompone por otra cosa. En la mañana con el sol y tanta gente no se siente mucho pero en la noche está muy frío. Nos hemos llevado calentones eléctricos para atender a niños y ancianos, y la administración, consultorio por consultorio, nos confisca nuestros calentones. Ah, pero la dirección sí está muy calientita”, refirió uno de los doctores de la clínica. 

En un recorrido, El Diario constató que la calefacción se encontraba apagada. Incluso apreció que algunos de los ductos de la clínica se encontraban con cinta adhesiva y con alambres desnudos, que a duras penas son cubiertos con material aislante.

Al intentar conseguir una versión de la dirección de la clínica, el contralor Raúl Espinoza cuestionó molesto sobre a quién se le solicitó autorización para tomar fotografías a pesar de tratarse de un edificio público y declinó dar alguna declaración respecto a la situación denunciada.

Otro médico que se atrevió a hablar a reserva de su identidad indicó que cuando es invierno “nos tienen sin calentón”, y cuando es verano “nos traen sin aire”. A su vez, manifestó que su gremio se siente desamparado por el sindicato del IMSS. 

“Nuestro sindicato no nos ayuda. Ahora el lema del Sindicato del Seguro Social es que no se debe de cerrar el servicio. Tiene que trabajarse como esté la unidad, aunque se esté cayendo a pedazos con tal de no afectar al derechohabiente, pero mientras nosotros los trabajadores ponemos en riesgo nuestra salud. Nos vemos afectados. Muchos están enfermos, y nos vemos obligados a trabajar con chamarras”, comentó el entrevistado. 

Este medio buscó escuchar la versión de Jesús Gerardo de León, secretario del sindicato del IMSS, pero no fue posible su localización, ya que se informó que se encontraba en Chihuahua en la toma de protesta del nuevo delegado del IMSS, Norberto Miguel Ramírez, quien ayer sustituyó a Cristian Rodallegas Hinojosa.


[email protected]