Torturó y violó a mujer por no aceptar ser su novia

Es sentenciado a 73 años y tres meses de cárcel y pagará un multa de más de 72 mp

Blanca Carmona/
El Diario
domingo, 17 noviembre 2019 | 06:00
|

Un hombre que en 2018 fue desairado como novio y por ello torturó, golpeó y violó a una mujer, fue sentenciado a 73 años y tres meses de prisión luego de que se apegó a un procedimiento abreviado.

Javier Armengol López, de 40 años, aceptó su responsabilidad en los hechos y fue condenado por los delitos de homicidio en grado de tentativa, violación agravada y secuestro agravado.  

Además de la pena, se le condenó a pagar 72 mil 950 pesos como reparación del daño a favor de la víctima y una multa por 706 mil 860 pesos. 

Los hechos iniciaron al mediodía del 2 de octubre de 2018 en la estética propiedad de la víctima y concluyeron al día siguiente en la tarde en carretera Juárez–Palomas entre los kilómetros 50 y 51 del municipio de Ascensión.

El 2 de octubre la víctima –de identidad reservada– se encontraba sola en el negocio cuando Javier regresó de comprar comida y decidió pegarle con un tubo en la cabeza luego la subió a un auto Nissan 1994 y se encaminó a la carretera. Cuando ella despertó llevaba puesta una camisa que no era suya, no podía ver con un ojo y la cabeza le daba vueltas. Lo único que tenía a la vista era despoblado.

Tras ser sometida a golpes y amarrada de manos, fue violada.

Después Javier Armengol le cortó el cabello, la bajó del automóvil y la llevó caminando por el desierto. En el trayecto la golpeó y la violó en múltiples ocasiones, luego la colocó dentro de uno de los hoyos que cavó.

En su declaración ante el Ministerio Público (MP) adscrito a la Fiscalía de Género, la víctima explicó que ella sentía que se estaba muriendo cuando Javier la golpeaba, cuando la empujaba para que caminara y la sometía sexualmente; pensaba que no iba a volver a su casa, porque el agresor le repetía una y otra vez que se tenía que quedar con él. Además refirió que en varias ocasiones ella perdió la conciencia, aun así la violaba.

La llegada de unos rancheros salvó la vida de la víctima. Un grupo de caballerangos observó el auto Nissan en medio del desierto, cuando se dirigía a dejar unas pacas al Rancho “El Faro” ubicado en carretera Juárez–palomas entre los kilómetros 50 y 51 del municipio de Ascensión y decidió acercarse para ver qué estaba pasando.

Los hombres vieron el interior del auto varios trapos con sangre. Eso llamó su atención, por lo que decidieron dar aviso a la Comandancia de Palomas y también comenzaron a seguir las huellas de zapatos marcadas en la arena.

Tras avanzar 18 kilómetros a bordo de una camioneta Silverado los rancheros encontraron a un hombre y una mujer caminando, optaron por ofrecerles agua pero Javier Armengol le dijo a su víctima “no les hagas caso, pueden ser unos narcos”.

Ellos observaron que la víctima, de quien inicialmente pensaron se trataba de una niña; tenía las manos amarradas y el rostro ensangrentado y le pidieron que la soltara a la vez que reportaron lo que estaba sucediendo a la Policía.

Los primeros en llegar fueron los agentes de la Comandancia de Palomas y luego los elementos de la Fiscalía de Género, porque se había activado el Protocolo Alba.


[email protected]