Juárez
Supercierres por pandemia

Toman desprevenidos a novios y quinceañeras

Con pocas horas de anticipación clientes de salones y terrazas fueron notificados sobre modificaciones de horario y cancelaciones de eventos

Tomada de internet

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 25 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Laura y Antonio se encontraban frente al altar en una iglesia de la colonia Partido Romero en lo que parecía el día más feliz de su vida; ambos estaban siendo declarados marido y mujer, cuando de manera casi simultánea, ese mismo viernes, el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, anunciaba el regreso de los “supercierres”.

Lo anterior provocó que salones de eventos cerraran de manera obligatoria antes de la medianoche, avisando a Laura y Antonio con prácticamente cinco horas antes que su boda se vería afectada con las restricciones de horario, lo que cayó como un “balde de agua fría”, ya que debido a la pandemia, habían pospuesto su casamiento en dos ocasiones.

Al igual que Laura y Antonio, fueron varias las parejas y quinceañeras en Ciudad Juárez que fueron notificadas sobre modificaciones de horario y, en algunos casos, hasta cancelación de su evento debido a las disposiciones oficiales.

“Me quiero morir, por segunda vez me vuelven a cancelar mi boda, era el sábado (ayer), no puede ser, y eso que era sólo para 30 personas, que coraje, ya con pastel horneado, flores, repostería, y todo preparado”, dijo Iveth, otra de las afectadas por las restricciones implementadas por Gobierno del Estado.

Al respecto, Israel Iracheta, integrante del grupo Salones Unidos de Ciudad Juárez, indicó que la medida que entró en vigor desde las 23:59 horas del viernes tomó tanto a establecimientos como a proveedores por sorpresa y con muy poco margen de tiempo para avisar a sus clientes.

“Fue muy sorpresiva la noticia, porque teníamos muchos contratos que cumplir nuevamente y que incluso ya se habían reagendado, no fue fácil asumir este nuevo cambio, fue muy drástico, pero dentro de eso, hemos visto la apertura de la gente para modificar sus fechas, creo que han entendido la situación en la que estamos”, comentó.

Los llamados “supercierres”, que se extenderán hasta las 6:00 horas del lunes 26 de abril y que volverán a ser aplicados del viernes 30 de abril al lunes 3 de mayo, en el mismo horario, impactaron de manera directa no sólo al giro de salones de eventos, sino también a restaurantes, bares, centros nocturnos, supermercados y centros comerciales, con la intención de reducir la movilidad en todo el estado y, con ello, disminuir el número de contagios por Covid-19.

‘Hubo mucho dramatismo’

Rogelio Ramos Guevara, presidente local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), señaló que la jornada del viernes fue un “dramatismo”, debido a la falta de empatía del Estado al anunciar las nuevas disposiciones sin anticipación alguna.

“Estuvo muy feo, hubo mucho dramatismo, por ejemplo, los novios que se iban a casar, ¿cómo les hablas ese mismo día o un día antes para decirles que por disposición oficial, los salones de eventos no van abrir? Hubo parejas llorando, muy molestas, y es entendible”, dijo.

Por otra parte, indicó que las grandes cadenas comerciales también mostraron su molestia por lo sorpresivo del anuncio, mientras que otros giros como casas de cambio, empresas de desinfección, por mencionar algunas, no supieron cómo iba a quedar su situación.