Juárez

Tienden la mano a niños con cardiopatía

La población debe saber que las cardiopatías congénitas son alteraciones en la estructura del corazón

Cortesía / Olidia Reyes
Cortesía / Jessica Albarrán

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

domingo, 14 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Son madres de familia cuyos hijos padecen cardiopatía congénita, y aunque algunas de ellas han perdido a su niño por esta enfermedad, se congregaron en el movimiento Corazones Unidos, que promueve la información a la comunidad sobre este padecimiento, con el propósito de que los casos existentes sean atendidos a tiempo y más niños puedan salvarse.

“Es importante que la población se dé cuenta de que en Ciudad Juárez se cuenta con excelentes cardiólogos pediatras que, junto a los padres de familia, luchan para combatir este padecimiento con el cual se nace, pero que puede ser tratado a tiempo para salvar al paciente”, dice Lorena del Palacio, coordinadora del citado movimiento.

La población debe saber que las cardiopatías congénitas son alteraciones en la estructura del corazón, en la anatomía de este órgano, por eso se promueve la información sobre ello, en especial el 14 de febrero, cuando se conmemora desde el año 1999 el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, señaló.

Destaca que en este proceso de atención se tiene el apoyo de organizaciones como la Fundación Lucha por un Corazón Alegre (LUCA), formada por médicos juarenses especialistas en estas enfermedades; este grupo ya ha hecho algunas cirugías, pero la pandemia de Covid-19 detuvo la recepción de casos de forma regular.

Además de ellos, dijo, “aquí tenemos también la labor que realizan los socios del Club Rotario desde hace años, quienes tienen una fundación en Ciudad Juárez y han apoyado muchas cirugías a los niños”.

Comentó que, como parte de ese apoyo hacia la comunidad, durante todo este mes las doctoras Jessica Albarrán y Olidia Reyes, ambas cardiólogas pediatras, están consultando gratuitamente a los niños; la primera de ellas en el Centro Médico de Especialidades y la última en Poliplaza Médica. 

Lorena del Palacio señaló que es importante enterar a las familias sobre estas cardiopatías y orientarlas, porque a pesar de que ahora hay más apoyo, aún siguen muriendo niños, muchos de ellos por falta de información de los lugares donde pueden ser atendidos si no cuentan con algún servicio médico.

Tampoco se debe olvidar que la pandemia dejó en espera de la atención médica a muchos de estos menores, además de las cirugías que se pospusieron, comentó.

Dijo que, aunque en los últimos años en el estado de Chihuahua se ha avanzado tanto en la atención pública como privada, aún hay mucho por hacer, ya que podemos ver con más frecuencia familias que peregrinan en conseguir auxilio para estos niños y muchos de ellos pierden la batalla sin ninguna oportunidad de atención.

“Como sociedad tenemos el compromiso de apoyar y vigilar por los derechos de esos niños, así que movamos corazones, hagamos una red de apoyo y de información. Luchemos juntos por un proyecto que contemple diferentes niveles de diagnóstico que favorezcan la detección oportuna de estas cardiopatías”, expresó.

La coordinadora de Corazones Unidos dijo que se necesita garantizar la cobertura en salud pública y privada con acceso a estos tratamientos, y que consideren la urgencia de atención a quienes así lo ameriten para proteger la vida, porque se puede vivir con un corazón diferente.

Comentó que gracias a funcionarios que estuvieron en el área de la Salud en la entidad, se logró que Chihuahua cuente ahora con tres plazas de cardiología pediátrica; Fernando Sánchez Cortez, en Pensiones Civiles del Estado en Ciudad Juárez y Cristian Rodallegas Hinojosa, cuando fue delegado estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Además de ellos, destacó, la cardióloga pediatra Olidia Reyes, a lo largo de muchos años les ha tendido su mano a muchos niños de manera extraordinaria, con humildad y empatía.

Del Palacio dijo que en esta frontera otros cardiólogos destacados son Juan Manuel Díaz Fraire, Leocadio Muñoz, Juan Manuel Saravia y Adrián Torres.