Juárez

Terapia, también para ellos

En Casa Equidad, ayudan a hombres violentos a recibir atención para cambiar su forma de ser a través de talleres grupales o individuales

Tomada de internet

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

sábado, 11 julio 2020 | 06:00

Los hombres también tienen una alternativa donde se les puede ayudar a mejorar en su relación con la familia o amigos, en Casa Equidad reciben la atención adecuada para cambiar en su forma de ser, lo cual se hace con terapias grupales o individuales y es abierta para toda persona a partir de los 13 años de edad.

Aunque en esta institución acude la mayor parte de la gente de manera voluntaria, hay quien participa en las terapias por recomendación de otras asociaciones civiles que tratan la situación de violencia familiar ayudando a las mujeres, pero también se atiende a las personas que envían dependencias de Gobierno encargadas de este tipo de casos, dio a conocer Elías Anaya, psicólogo de la asociación.

Casa Equidad tiene más de cinco años trabajando para ayudar a los hombres a solucionar la problemática de la violencia en la que se ven involucrados, en especial la que ocurre en el seno familiar, pero también los casos de jóvenes que incurren en la violencia sexual, así como situaciones que ocurren en el área laboral o en el círculo de amistades, comentó.

“Estamos contigo, déjanos ser parte de la solución, la alternativa para no generar violencia familiar está en la palma de tus manos, sientes desesperación, estrés o enojo, llámanos; en esta contingencia por el Covid-19, Casa Equidad sigue trabajando de manera telefónica, así como en la página electrónica y a través de Facebook”, expresó.

Anaya explicó que en esta asociación tienen programas que se dan en una atención individual, así como otros de forma grupal, en todos trabajando las cuestiones de manejo de emociones y violencia en casa, en el trabajo o en otros lugares.

“Los compañeros que vienen a las sesiones los invitamos a participar en estos procesos y vamos hablando poco a poco de su situación, de las cuestiones de la masculinidad y las alternativas para mejorar, como es hablar de la nueva masculinidad, destacando que ésta no es para perder nada, sino para ganar una mejor calidad de vida en la manifestación de las emociones”, dijo el psicólogo.

Comentó que el trabajo con los adolescentes se da principalmente en relación a delitos sexuales, trabajando de manera coordinada con algunas instituciones de impartición de justicia que atienden este tipo de casos. Ellos son quienes canalizan a Casa Equidad a los muchachos.

Anaya dijo que las situaciones más comunes que atienden en esta institución son las de violencia familiar, que es básicamente el área más fuerte de trabajo, con problemas que generan los hombres, quienes muchas veces llegan hablando en relación con la pareja y desde ese punto se trabaja; ahí se va conociendo que estos problemas tienen que ver con la violencia familiar.

Aunque se tienen buenos resultados por las terapias que se imparten en grupo o en forma individual, es difícil decir que estos resultados son lo que queremos, especialmente en los casos canalizados por el sistema de justicia, que establece la permanencia de seis meses en la terapia, comentó el terapeuta.

Sin embargo, dijo, este tiempo no es suficiente para abordar un cambio de la persona, pues en mucho depende de la voluntad que ésta tenga, que quiera hacer un cambio en su vida y reconozca que los problemas que tiene en casa, con los hijos o con otros, le hacen mal y quiera solucionarlos.

Esto pasa, dijo Anaya, porque cuando los envían las instituciones de justicia, llegan molestos porque consideran que es injusto que los manden a la terapia y esa resistencia quita mucho tiempo de trabajo con ellos; al final del proceso se dan cuenta de que es un espacio no para regañarlos o culparlos de algo, es para hablar de sus emociones con libertad y se puede dar una razón de por qué actuamos así, por qué hago lo que hago y cómo cambiar.

En el caso de las personas que acuden a la terapia de forma voluntaria, cumplen con el requisito de voluntad, del interés por generar el cambio y aceptan que estamos trabajando en algo que nos permita mediar ese sentimiento para mejorar, y ahí hay mejores resultados porque son gente que quiere hacer el cambio, señaló.

Anaya invitó a la comunidad a recibir estas terapias, que ahora se están impartiendo vía telefónica llamando al 619-8651 y a través de sus redes sociales, pero esperan reanudar de manera presencial en poco tiempo.

Para más información 

Hoy las terapias se imparten vía telefónica en el número 619-8651 y a través de sus redes sociales