Juárez

Temo por mi vida: pareja del exdirector de Tránsito

La mujer declara que su atacante fue dejado libre bajo reservas de ley

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

miércoles, 17 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— “Temo por mi vida, qué clase de sistema es este que en lugar de proteger a la víctima protege al agresor”, expresó la expareja del exdirector de Tránsito, Óscar Luis A. y que el sábado denunció haber sido golpeada salvajemente por él.

La inconformidad de la víctima se debe a que el acusado fue dejado libre bajo reservas de ley desde la noche del lunes tras cumplirse 48 horas de la detención y acudirá a atender la audiencia de formulación de imputación.

“Me azotaba contra las puertas de la camioneta, temí por mi vida, no sabía hasta dónde podría llegar, en ningún momento dejó de golpearme hasta que logré zafarme y encerrarme en un cuarto de la casa, él me gritaba y me decía que ahí estaba listo para cuando saliera, me quedé una hora encerrada hasta que llegó la Policía”, narró.

La víctima dijo a El Diario que cuando acudió a la Fiscalía a interponer la denuncia, la psicóloga y el personal que la atendió, al analizar las lesiones, la gravedad de la situación fue tal que le ofrecieron un asilo para esconderse de él por una semana, sin embargo pese a eso, ahora mencionan que sus lesiones no son de gravedad. 

Refirió que tiene un ojo morado, el cuello lastimado, hematomas desde el hombro hasta la cadera, marcas en las muñecas debido a que la sujetó con fuerza para azotarla, además de que los golpes que recibió en la cabeza le causan dolores por lo que ha tenido que tomar medicamento. 

“¿Cómo dicen que no tengo huellas?, ayer fui a la Fiscalía y ahora dicen que mis lesiones no son graves sino moderadas”.

La afectada denunció además que la agente encargada de su caso en la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género (FEM) en todo momento intentó persuadirla para que ella accediera a que el señalado no fuera trasladado al Cereso sino que fuera dejado en libertad bajo las reservas de ley, pero pese a que se negó, le indicaron que no había elementos suficientes para que continuara detenido.

“Aun sabiendo todo eso me dejan a mí en riesgo, la FEM debería proteger a las agredidas y no a los victimarios”, expresó.

Dijo además que mientras estuvo detenido, su ahora expareja le enviaba mensajes de texto, lo cual indica que contó con privilegios.

“Lo dejan libre porque tiene contactos, por sus cargos, por su trayectoria como abogado, por ser quien es”, reiteró.

La mujer de 30 años narró además que su expareja, de 60 siempre la ha celado de manera enfermiza y que en 2018 ya había ocurrido un incidente en que este golpeó por celos a un sobrino del exalcalde Enrique Serrano.

Dijo que a pesar de que teme por su vida, en la FEM le indicaron que al agresor le dieron una orden de restricción y que si se llega a acercar a ella, acuda al día siguiente a denunciarlo.

“Si viene y me mata ¿Cómo voy a ir al día siguiente? ¿Qué clase de sistema es este que está protegiendo más a él que a mí?”, concluyó.

redaccion@redaccion.diario.com.mx