Temen vecinos tras muerte de mujer y su hijo de 14 años

Residentes de la colonia Manuel Valdez se preguntan por qué los mataron, pues dicen ‘no le hacían mal a nadie’

Staff/
El Diario de Juárez
jueves, 07 noviembre 2019 | 06:00
|

Un ambiente de silencio y temor prevalece entre los vecinos que radican por la calle Vicente Guerrero de la colonia Manuel Valdez, pues el lunes pasado asesinaron a balazos a una mujer y a su hijo de 14 años de edad, además de lesionar a una niña de tres años que aún sigue en el hospital y hace menos de dos semanas habían acribillado a otra persona a unas cuadras de ese sector.

De los residentes en esta zona son pocos los que quieren hablar del caso, pero todos se preguntan por qué los mataron, ya que no le hacían mal a nadie y eran buenos vecinos; José Manuel estudiaba la secundaria abierta y su madre se encargaba de cuidar a la familia formada por el matrimonio y siete hijos, además de dos nietos. 

“Qué bueno que no resultaron más personas heridas, pues en esa casa vive una familia grande y con niños chiquitos, nietos de la mujer que mataron”, expresó una de las vecinas del sector.

Sin embargo, omite entrar en detalles sobre los hechos ocurridos el pasado lunes en la noche y solo comenta que a las 8:00 de la noche escucharon varios disparos y después la llegada de policías y ambulancias para recoger a los heridos y llevarlos a un hospital.

Cuentan que ese día, varios hombres armados entraron a la casa marcada con el número 1448 de la calle Vicente Guerrero y dispararon contra los moradores, matando a la señora Alicia Griselda Hernández, de 39 años de edad y a su hijo José Manuel, de 14 años, además de lesionar a Alicia, de 3 años de edad y a un vecino de ellos de nombre Julio César.

La cifra de menores asesinados sigue aumentando en esta ciudad; además de José Manuel, hasta agosto pasado eran 25 menores de edad las víctimas, de las cuales 11 son hombres y el resto mujeres, de acuerdo al reporte de la Fiscalía General del Estado Zona Norte.

“No sabemos porque mataron a José, era un buen muchacho, creo que estaba en la secundaria, pero a veces también trabajaba”, dice doña Josefina, quien comenta que era poco el trato que tenían con Alicia, la mujer asesinada, salvo los acostumbrados saludos durante el día y los buenos deseos al despedirse.

Asimismo, comenta que desde el lunes prefieren no salir de casa en la noche y cerrar bien las puertas, aunque desde ese día se ven nuevamente patrullas de la Policía Municipal, lo que ella y otros vecinos consideran que siempre debieron estar en esa colonia, pues ya van dos casos de asesinatos en menos de 15 días.


Familia está confundida

Además de los vecinos, también los familiares de José Manuel y Alicia Griselda, se dicen estar extrañados y se preguntan porque los mataron, sino hacían mal a nadie.

“Mi sobrino era buen muchacho, le gustaban divertirse como lo hacen otros jóvenes de su edad, pero que yo sepa, no le hizo mal a ninguna persona, estaba en el tercer año de secundaria abierta y cuando tenía tiempo trabajaba en la obra para ayudarse en sus gastos”, dice Tobías Hernández, tío del joven y hermano de la señora asesinada.

Acompañado de los otros sobrinos, hijos de Alicia, a quienes ahora cuida junto con su esposa, Tobías dice que su hermana se dedicaba a cuidar a los siete hijos, mientras su cuñado, José Castro, trabaja en una maquiladora.

“Mi cuñado estaba en el trabajo cuando mataron a mi hermana y mi sobrino, y ahora anda en los trámites para recoger los cuerpos del Servicio Médico Forense”, indica.

Tobías vive en una casa humilde, al igual que la vivienda en la que vivía su hermana, su cuñado y sus siete sobrinos, una de ellas madre de dos hijos pequeños, además de que se encuentra embarazada.

“Ahora”, dice, “nosotros los cuidamos en lo que mi cuñado arregla los tramites, pero no sabemos cuándo será el funeral, ni dónde”.

Comenta también que no saben por cuanto tendrá a sus sobrinos en la casa, pero asegura que le ayudará al esposo de su hermana, pues son familiares y tienen que sacar adelante a los niños, todos menores de edad.