Juárez

Temen que ministeriales ‘siembren’ motores robados

Se quejan vecinos de la colonia Castillo Peraza de operativos de la Policía Estatal

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 26 septiembre 2020 | 12:34

Staff / El Diario de Juárez | Algunas unidades estatales y del Ejército Mexicano que participaron ayer en los operartivos

Vecinos de la calle Irma Ferriz de Reyes Estrada dijeron estar de acuerdo con el operativo de inspección para detectar autopartes robadas, pero denunciaron el temor de que les planten piezas con reporte de hurto.

Lo anterior luego de la detención de cuatro trabajadores del yonke El Tío la mañana del miércoles en la colonia Castillo Peraza, quienes fueron detenidos por los delitos de elaboración, alteración o uso indebido de documentos automotrices, y desobediencia y resistencia por particulares tras el presunto hallazgo de dos motores robados y una transmisión con la serie borrada.

“Aquí llegaron y estuvieron revisando todos los yonkes, tenemos cámaras de circuito cerrado en toda el área, y lo que pasó es que los dueños del yonke El Tío discutieron con un agente de la Policía –Estatal– sobre por qué entraron a su negocio, ‘infórmame, yo soy la dueña’. Y se hicieron de palabras las dos mujeres y de repente llegaron dos policías, la subieron a una patrulla y se la llevaron. Luego llegó el esposo a ver qué pasaba y también. Y al empleado de adentro lo sacaron, lo golpearon y también para arriba”, aseguró uno de los vecinos del lugar.

Los vecinos, quienes también son propietarios de otros yonkes en la misma calle, aseguraron que cuando las autoridades realizan este tipo de operativos no les piden evidencias de las compras de los artículos que encuentran con reporte de robo, únicamente se los llevan, por lo que después es difícil saber cuál fue la pieza con la que los acusan de vender autopartes robadas.

“Si tú me encuentras un motor, dime que número –de serie– es para buscar los papeles –de compra–. Conforme nos han ido checando en operativos hemos ido perfeccionando el tener a la mano toda la documentación, porque sabemos que puede pasar, porque ellos se van sobre partes grandes. Ellos se llevan los motores o las transmisiones y te dicen: ‘es el probable delito de robo’, pero no nos dan los números de serie para acercarles la documentación”, apuntó uno de los vendedores de autopartes usadas.

“Lo que nosotros tememos es que ellos identifiquen un motor que tengan robado y puedan ponérnoslo, por eso tomamos fotografías de los motores para comprobar que sea el mismo motor”, aseguraron. 

Dijo que al tratar de defender a su dueña, un perro atacó a una mujer policía, por lo cual les dejaron un citatorio para que lo presentaran en el Centro Antirrábico.

Sobre la detención de Raúl A. M., de 45 años; Manuel Armando O. F., de 30; Edgar E. S., de 37, y María Guadalupe A. M., de 38, quienes fueron llevados hasta las instalaciones de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y posteriormente consignados ante el Ministerio Público, Alejandro Ruvalcaba, vocero de la Fiscalía General del Estado en el Distrito Zona Norte, dijo ayer que se continuaban siendo investigados por los delitos antes mencionados. 

close
search