Juárez

Temen extranjeros que manifestación afecte procesos

Fanny, de El Salvador, dijo temer que dichas acciones realizadas en el puente internacional les afecten a todos los migrantes

Fernando Méndez / El Diario de Juárez / Migrantes en el puente internacional Paso del Norte

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 31 diciembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La desesperación del cierre de las Cortes de Inmigración en Estados Unidos desde hace más de nueve meses, provocó que unos 300 migrantes tomaran por más de ocho horas el puente internacional Paso del Norte-Santa Fe durante la noche del martes y la madrugada de ayer; sin embargo, otros extranjeros reclamaron que sus acciones les pueden afectar a todos los solicitantes de asilo político.

Los cubanos que se postraron en el puente que une a Ciudad Juárez de El Paso señalaron los hasta dos años que han esperado en Ciudad Juárez, primero para poder cruzar a solicitar el asilo político a Estados Unidos, y luego por haber sido retornados bajo el programa “Permanecer en México” o “Quédate en México” de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en ingles).

También señalaron su desesperación tras los más de nueve meses que llevan suspendidos de los procedimientos migratorios a causa del nuevo coronavirus (Covid-19), y destacaron la violencia que existe en el país y en esta frontera.

“Ya no podemos estar aquí, tenemos dos años y las policías nos maltratan, no roban dinero. México es un lugar peligroso, Estados Unidos nos tiene en una ciudad peligrosa”, dijo Teresa, una cubana quien pese a la temperatura congelante que se vivió la madrugada de ayer en Ciudad Juárez, permaneció durante horas en la joroba del puente internacional.

Elías, de Camagüey y quien tiene más de un año viviendo en Juárez, donde trabaja como conductor de Uber, denunció que ayer iba caminando cerca del cruce internacional cuando lo interceptaron los policías, aunque no especificó de qué corporación.

“Ellos me atacaron, me dijeron: dame el teléfono. Me arrebataron el teléfono. Y empezaron a darme golpes por donde quiera. Yo soy Uber, y ahora tengo miedo de venir para acá porque me tienen amenazado”, narró tras mostrar golpes en la nuca y sangre en la muñeca. 

Otro isleño quien pidió omitir su nombre aseguró que las autoridades de Ciudad Juárez le han quitado dinero dos veces en la Zona Centro, cuando sale de trabajar, por lo cual teme por su seguridad.

Sin embargo, para Fanny, una migrante salvadoreña quien tiene más de un año y medio esperando su proceso migratorio en esta frontera con su familia, dijo temer que dichas acciones les afecten a todos los migrantes.

“Por un lado yo entiendo que ellos se sienten acorralados, que a lo mejor no pueden regresar a su país, pero por otro lado nos afectan a todos en general” al tomar el puente, señaló. 

Álvaro, un hondureño quien llegó durante la pandemia a esta frontera con la esperanza de lograr el asilo político en el vecino país también les pidió paciencia. 

“Ellos piensan que no respetamos las leyes de ellos, que solamente nuestros intereses. Pero no son todos, sólo algunos están mal informados y se van –al puente–, hay que agarrar fuentes de información segura y haciendo huelga aquí no es lo correcto. Aquí nos han tratado bien, sólo que queremos ir a Estados Unidos”, comentó.