Juárez

Temen agricultores no vender sus flores

Con los cementerios y escuelas cerradas por la contingencia por el Covid-19, no tienen dónde colocar su producto

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 11 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Como cada año, agricultores del Valle de Juárez se preparan para el florecimiento del cempasúchil y dar color al tradicional Día de Muertos, sin embargo, han mostrado su preocupación por las pocas ventas que la pandemia por Covid-19 pudiera dejarles.

Tal es el caso de Juan Rodríguez, quien asegura estar en la incertidumbre, pues la contingencia amenaza con quitarles uno de sus principales puntos de distribución, como lo son los panteones de la ciudad.

Debido a las restricciones que prevalecen por Covid-19, los panteones podrían permanecer cerrados durante la celebración del Día de Muertos, lo que impactaría seriamente a los agricultores de la flor de cempasúchil en esta frontera.

“No sabemos qué vamos hacer, porque nosotros vendemos principalmente a escuelas y panteones por la temporada, sabemos que ahorita no hay planteles abiertos, y si a eso le sumamos los cementerios, pues sí nos va a pegar muy fuerte, estamos a la espera de saber qué va a pasar”, dijo Juan.

La siembra de esta flor, muy típica de la temporada para adornar altares, cementerios y otros espacios, requiere de muchos cuidados, pues para florecer completamente deben pasar aproximadamente tres meses, además de que depende también del clima de la región, según se explicó. A aproximadamente 10 kilómetros de la mancha urbana, sobre la carretera Juárez-Porvenir, Juan mantiene un campo de hasta hectárea y media en donde se siembran alrededor de 6 mil manojos de la llamada “flor de los muertos”, cultivo que podría perderse.

“Es mucha flor la que tenemos ahí, y nos preocupa que pueda ser pérdida total, habrá que buscar la manera de mover el cempasúchil”, comentó.

Para Juan, la apuesta principal serán los hogares juarenses, donde las personas compren la flor para adornar su casa o los altares que dediquen a sus seres queridos.

“Aún no sabemos qué vaya a pasar, lo que sí es un hecho es que no podemos quedarnos con los brazos cruzados”, puntualizó.

elara@redaccion.diario.com.mx