También investigan entorno laboral en caso de esposo de jueza

Nava López informó que hay avances importantes en las investigaciones de Rogelio Martínez

Pavel Juárez
El Diario de Juárez
viernes, 12 julio 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— La Fiscalía General del Estado en la Zona Norte (FGE) no ha eliminado como hipótesis la función laboral del abogado Rogelio Martínez, esposo de una jueza del Estado, que fue ejecutado dentro de su domicilio en el fraccionamiento “La Raza” el pasado 20 de junio.

“La investigación tiene buenos avances y no es posible todavía desechar el entorno laboral de la víctima, por lo que seguimos investigando los casos legales que atendió antes de su muerte”, dijo el fiscal en la zona norte, Jorge Nava López.

El abogado, esposo de la jueza de Control del Distrito Judicial Bravos Brisa Yadira Meraz Mendoza, fue ejecutado dentro de su vivienda ubicada en el cruce de las avenidas De la Raza y Plutarco Elías Calles, por dos hombres armados que ingresaron al domicilio.

Nava López informó que hay avances importantes en las investigaciones de Rogelio Martínez y otro abogado identificado como Luis Alejandro Puentes Martínez, asesinados el 20 de junio y el 3 de julio pasados respectivamente.

Sobre la desaparición de un tercer litigante la semana pasada, aseguró que se cuenta con la denuncia de un familiar y se investiga el caso por privación ilegal de la libertad. El funcionario adelantó que no se ha dado una exigencia económica en ese asunto, por lo que está descartado como secuestro. 

Agregó que los dos abogados ultimados a balazos en menos de un mes trabajaban en diferentes ramas del derecho, por lo que los incidentes se dieron en circunstancias diferentes y no tienen un vinculo o relación entre sí.


[email protected]