Juárez

También Guardia Nacional extorsiona a yonkeros

Elementos exigen dinero para evitar decomiso de unidades, denuncia gremio

Staff
El Diario de Juárez

miércoles, 15 septiembre 2021 | 09:10

Archivo / El Diario de Juárez

La sección especializada en yonkes de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) denunció públicamente las extorsiones que sufren por parte de elementos de la Guardia Nacional.

Esta situación se suma al hostigamiento del que son víctimas por parte del crimen organizado, que el mes pasado incendió cuatro negocios de ese gremio y una bodega como una forma de intimidación.

Héctor Lozoya, presidente de los yonkeros, informó ayer en conferencia de prensa que es en Anapra y Riberas del Bravo donde los agentes de la Guardia Nacional piden dinero a trabajadores que transportan autopartes en ‘trailas’, para dejarlos ir sin problemas.

Explicó que muchas de estas unidades usadas como remolque son fabricadas por los mismos yonkeros, por lo que al exigirles la documentación no pueden comprobar su propiedad y es ahí cuando les solicitan dinero para evitar el decomiso de las mismas con todo y mercancía.

Denunció que la misma situación se vivió hace 12 años, en aquel entonces con la Policía Federal.

Agregó que también se tiene miedo debido a que en ocasiones les piden datos de los establecimientos, generando temor que acudan a cobrarles derecho de piso, como lo hicieron también los agentes federales.

El representante de los yonkeros manifestó que no se ha puesto aún una denuncia formal en contra de los efectivos, por lo que se pide a directivos de la Guardia Nacional que cesen los hostigamientos al gremio, de lo contrario, habrá acciones legales.

“¿Cuál es entonces la verdadera intención de la Guardia Nacional? No quisiera pensar mal como lo hemos estado viviendo porque nos paran en los retenes y nos piden dinero”, expresó.

Rogelio Ramos Guevara, presidente de Canaco, dijo que ese organismo está en contra de los retenes implementados por la Guardia Nacional debido a que no son efectivos.

“Realmente la Guardia Nacional no viene a abonar a acciones preventivas, son acciones aisladas las que están haciendo”, expresó.

Agregó que ante ello se busca establecer comunicación con los generales de ese destacamento para que cesen los hostigamientos.

“Por comentarios de los mismos agentes, nos dimos cuenta que los tenían viviendo en condiciones inhumanas, que les pagaban el mínimo, que a veces no llegaba la comida y cuando llegaba era de mala calidad, y con los retenes que están haciendo, peor”, dijo.

“Ellos no son policías, no tienen la capacidad de hacer una entrevista o una investigación… en Riberas del Bravo tienen un retén y a dos cuadras mataron a dos personas, pero ellos ni siquiera tomaron cartas en el asunto, el radio de acción de la Guardia es muy pequeño”, agregó.

La noche del pasado 9 de agosto cuatro yonkes –todos con la razón social “Diamante”– y una bodega con autos robados asegurada por la Fiscalía General del Estado fueron quemados de manera intencional.

Lozoya Ávila denunció entonces que algunos propietarios de este tipo de establecimientos han recibido llamadas de extorsión.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx

close
search