Sufre Juárez ‘pico’ en crisis migratoria

Llegada de más de mil cubanos se suma a reactivación en EU de Protocolo de Protección

Hérika Martínez Prado/
El Diario
viernes, 19 abril 2019 | 06:00
|

Con la llegada de más de mil cubanos que permanecían varados en Chiapas y la reactivación por parte de Estados Unidos del Protocolo de Protección, Ciudad Juárez vive un nuevo “pico” en la crisis migratoria que comenzó hace seis meses.

“Mientras en los primeros meses eran unos 62 migrantes en promedio –que llegaban al día a Juárez–, en marzo se incrementó a 110. Por unos días hubo una disminución leve a 60, pero el lunes y martes pasados tuvimos más de 250 y el miércoles 350 personas registradas”, informó ayer el director de la Comisión Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), Enrique Valenzuela.


Van 400 centroamericanos retornados por Juárez

Son albergados en la Casa del Migrante y distintas iglesias 

En los últimos cuatro días se han registrado al menos mil 39 en la lista de espera para tramitar el asilo político a Estados Unidos, más del 90 por ciento de ellos de origen cubano que estuvieron semanas varados en Tapachula, Chiapas, donde el Instituto Nacional de Migración (Inami) ya no les está entregando el salvoconducto con el cual renuncian a su visa humanitaria, pero pueden transitar libremente por México durante un promedio de 20 días.

Los integrantes de esta caravana de más de mil migrantes que ha arribado esta semana a Juárez, integrada en un 95 por ciento por cubanos, cuentan con un amparo federal ante la negativa del Inami.

Según las cifras oficiales, el lunes pasado se registraron más de 260 personas, el martes 252, el miércoles 350 y ayer en la tarde sumaban 177, por lo que la cifra alcanzó 12 mil 183 de octubre a la fecha.

Aunque el horario de registro en las oficinas del Centro de Atención Integral a Migrantes (CAIM) –que depende de Coespo– es de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, decenas de extranjeros se forman todos los días desde la madrugada para hacer fila y obtener un número de pase hacia su sueño americano.

Los migrantes comentaron ayer que los primeros empiezan a llegar antes de las 4:30 de la mañana. Ayer El Diario observó a un grupo de aproximadamente 40 cubanos que amanecieron cubiertos con cobijas y en una casa de campaña en el exterior de las oficinas estatales ubicadas a un costado del puente internacional Paso del Norte.

De acuerdo con personal del Inami, el miércoles se reactivó también el Programa de Protección a Migrantes, a través del cual Estados Unidos retorna a centroamericanos a esperar su proceso de asilo político en México.

Hasta la tarde de ayer autoridades estadounidenses ya habían regresado a 75 migrantes más a Juárez, a esperar su cita en la Corte de El Paso.

Dicha reactivación se dio después del recurso de amparo interpuesto por Estados Unidos luego de que un juez lograra suspender el retorno por unos días.

De acuerdo con la información proporcionada por personal federal, la tarde del miércoles fueron devueltas 50 personas y ayer en la mañana otras 25, provenientes de países como Guatemala y Honduras.

En total son casi 400 los centroamericanos retornados por Ciudad Juárez, quienes han sido albergados en la Casa del Migrante y distintas iglesias.

Algunos de los migrantes regresados han decidido regresar a sus países de origen y renunciar al proceso migratorio en EU, mientras que otros comenzaron a acudir a sus citas.

Personal de la Casa del Migrante acompañó el miércoles y jueves a siete familias al puente Paso del Norte para que cruzaran y acudieran a su cita ante las autoridades estadounidenses, y ninguno de ellos ha regresado a Juárez nuevamente, informó ayer su director, Francisco Javier Calvillo.

“El jueves fueron cuatro familias, como 10 personas; y hoy (jueves) tres adultos, dos mujeres y un hombre, y cada uno iba con un niño. Los acompañaron al puente y los agentes de CBP los recibieron muy amables, los trataron muy bien, ya tenían la lista con sus nombres y los pasaron sin hacer fila. Cruzaron y no nos han comentado nada, pero no han regresado”, dijo el sacerdote. (Hérika Martínez Prado / El Diario)


[email protected]