PUBLICIDAD

Juárez

Sueñan con superpoderes para abrir las fronteras

Decenas de menores celebraron su niñez en la Casa del Migrante, a la espera de recibir asilo en EU

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

sábado, 30 abril 2022 | 06:00

Cortesía | Niñas y niños provenientes de México y Centroamérica, que huyen principalmente de la violencia

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Los sueños de cerca de 70 niños de convertirse en doctores, maestras, futbolistas, policías o superhéroes para abrir todas las fronteras, crecen en la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, en donde actualmente se encuentran refugiados con sus familias en espera de que Estados Unidos les dé una oportunidad de solicitar asilo. 

Se trata de niñas y niños provenientes de México y Centroamérica, quienes huyen principalmente de casos de violencia, informó Ivonne López de Lara, trabajadora social del Centro de Derechos Humanos del albergue católico, en donde ayer les celebraron el Día del Niño.

PUBLICIDAD

Entre ellos se encuentra Jesús, quien a sus 11 años tiene dos sueños, el primero es convertirse en futbolista para llegar a ser como el argentino Lionel Messi y el segundo es poder tener un “superpoder” para “abrir las fronteras y que pasen todos los migrantes”.

El guerrerense tuvo que huir hace nueve meses con su mamá, para ir hasta Arkansas, pero al llegar a Ciudad Juárez se encontraron con una frontera cerrada, por lo que desde entonces se encuentran en la Casa del Migrante, en donde juega con sus nuevos mejores amigos: Santiago, de Honduras y Juan Carlos, de Guerrero. 

Juan Carlos tiene 11 años y desde hace nueve meses arribó a esta frontera con su mamá y sus tres hermanitos, con quienes disfruta de ser niño, juega a las escondidas y sueña con convertirse en doctor “para ayudar a la gente”.

Lo que más le gusta de Guerrero “es lo que festejan y la comida”, como el pozole blanco, su favorito, narró quien piensa que EU “es bonito”, por lo que ya quiere llegar allá. 

Santiago, de 8 años llegó hace siete meses desde Honduras. Él sueña con “ser militar, para ganar la guerra a los malos”, mientras tanto juega futbol y disfruta de la frontera mexicana en donde vivió la Navidad y recibió el Año Nuevo. 

“La nieve aquí la vine a conocer, hicimos bolas de nieve y se las aventábamos a todos”, confesó el pequeño. 

Karla, de 12 años, vive con su hermanos y sus padres en la Casa del Migrante, donde recuerda el campo, los árboles, ríos y animales que había en Michoacán, pero también espera cruzar la frontera y crecer para convertirse en estilista.

Sueños repletos de bondad

Con ella comparte el espacio humanitario Elena, de 11 años, quien llegó a la frontera hace casi un año de Michoacán con sus padres y sus cuatro hermanos, con la intención de llegar hasta Tennessee. 

“Yo cambiaría a las personas que son malas”, compartió al confesar que ya quiere llegar con su tía a Estados Unidos, en donde se imagina que “es bonito”, mientras que “Michoacán era bonito, pero ya no, cambió por las personas malas que hay allá”. 

Elena también sueña con ser doctora “para ayudar a la gente que se enferme”, mientras que el anhelo de Melisa, de 10 años, originaria de Guerrero, es convertirse en maestra de secundaria. 

Después de nueve meses de esperar que el Gobierno de Joe Biden les dé una oportunidad de ingresar a su país, la pequeña amante de las matemáticas y la lectura, también desea “que se abran las fronteras”. 

Peticiones para Biden

“Dejen pasar a los migrantes que llevan mucho tiempo en la Casa del Migrante”, pidió a Biden la pequeña mexicana como regalo del Día del Niño, al asegurar que quiere ir a Estados Unidos “para estudiar”.

Y mientras que Alan y Alex, a sus 5 y 6 años, disfrutan de jugar futbol y quisieran poder ser superhéroes “para ayudar a las personas”, Laura de 6 quiere convertirse en maestra y Yosuar, de 12, en policía, para atrapar a las pandillas. 

“Quisiera que ya no hubiera ninguna pandilla en el mundo”, sueña el hondureño, quien desde hace un mes espera cruzar la frontera. 

Si usted quiere apoyar a los menores de la Casa del Migrante con calcetines, sandalias, tenis o ropa puede acudir a sus instalaciones ubicadas en la calle Neptuno número 1855, en la colonia Satélite, o comunicarse al teléfono (656) 687-0676 para recibir mayor información. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search