Sube la crueldad de narcoataques

Vinculan asesinato de mujer en camión a la serie de atentados del crimen organizado; ayer bajaron a un uber para balear su auto

Staff/
El Diario de Juárez
martes, 12 noviembre 2019 | 06:00

Grupos criminales incrementaron los niveles de crueldad contra la población civil en ataques dirigidos desde el Cereso, de acuerdo con la versión proporcionada por las autoridades.

Una pasajera de 59 años fue asesinada el pasado domingo a bordo de una unidad del transporte público, mientras que el chofer que se negó a abrir la puerta a los hombres armados que le cerraron el paso, también resultó herido, agregó la Fiscalía estatal Zona Norte.

Este incidente sucedió a las 18:00 horas en el cruce de Tecnológico y El Granjero, donde la madrugada del pasado 6 de noviembre quemaron a 14 obreros a bordo de una unidad del transporte público.

La racha violenta de siete días consecutivos no cesó ayer y siguieron los homicidios, con encobijados y descuartizados, además de vehículos quemados, amenazas de bomba en planteles educativos, ataques al transporte público, entre otros incidentes vinculados oficialmente al tema de la intervención ocurrida en el Cereso estatal 3.

Datos indican que 28 vehículos fueron incendiados desde el pasado martes, al tiempo que hubo 25 movilizaciones por amenazas de bomba y 61 personas asesinadas en el mes, de las cuales 40 se sumaron desde el martes 5 de noviembre, cuando arreció la ola de violencia.

La incidencia de estos actos delictivos continuó ayer en la madrugada. Un auto fue incendiado en la calle Acacias y Libramiento; también el conductor de un Uber fue bajado de su vehículo para balear la unidad, en el cruce de eje vial Juan Gabriel y calle Ponciano Arriaga.

Además una nueva llamada anónima con amenaza de bomba provocó la evacuación de cientos de alumnos de la secundaria estatal 4, localizada en las calles Ramón Corona y Vicente Guerrero, frente al monumento a Benito Juárez.

Más tarde dos hombres fueron asesinados de varios balazos en los alrededores de un mercado popular localizado en calle Piña y Manuel Clothier. 


Víctima inocente de atentados

La Fiscalía estatal informó que la mujer asesinada el domingo a bordo del camión 1786 de la ruta Poniente Sur fue identificada como María Araceli Acosta Riverol, de 59 años de edad.

Su muerte quedó registrada a las 18:15 horas del domingo en el hospital 66 del IMSS, donde fue trasladada con un balazo en la cabeza y otro en la mano izquierda.

Las investigaciones preliminares vinculan este ataque con la serie de incidentes de la última semana, por lo que los disparos los habría recibido de forma circunstancial la víctima, luego de que el chofer del autobús no abrió la puerta a los agresores y estos dispararon hacia el interior, según el reporte de la Fiscalía.

Ayer dos homicidios sobre la vía pública consternaron a los usuarios y vendedores del mercado Borunda de las calles Jilotepec y Piña, minutos después de las 11:00 horas.

Comerciantes del tianguis de segundas atestiguaron el crimen de los dos hombres, quienes platicaban afuera de un negocio de ductos, según dijeron los presentes.

Una de las victimas quedó en la banqueta de la calle Piña, con balazos en la cabeza, pero el segundo trató de escapar de las balas y fue alcanzado unos 50 metros adelante, en un callejón de tierra donde quedó sin vida; los sicarios le dieron el tiro de gracia, comentó un comerciante del lugar.

La Fiscalía reportó que sólo este fin de semana ocurrieron 15 homicidios dolosos, en los que sobresalieron víctimas seccionadas y encobijadas, en el marco de esta ola de violencia.

En las calles Zumpango e Iguala de la colonia Hermenegildo Galeana, agentes ministeriales encontraron el sábado un dorso con brazos, unas piernas y una cabeza, que pertenecía a la misma víctima, entre los asesinatos del fin de semana.

Otra de las movilizaciones de ayer se dio en la escuela secundaria estatal 4 por una supuesta amenaza de bomba, se inició a las 9:00 horas. Policías y Bomberos desalojaron de las aulas a unos 650 alumnos y maestros, pero después de una hora se declaró falsa alarma. El fiscal Jorge Nava López señaló que desde el martes pasado han recibido 25 falsas llamadas donde se advierte de artefactos explosivos supuestamente colocados en lugares de alta afluencia de personas, pero han resultado distractores para las autoridades. 

La mayoría salieron de planteles escolares y hay números de celulares plenamente identificados, por lo que se abrirán carpetas de investigación, comentó el fiscal.