PUBLICIDAD

Juárez

Historias de Navidad

Su sueño: un hogar digno para sus hijas

A sus 17 años, levanta ella misma las paredes de madera de su casa, sin embargo, aún falta mucho por hacer

Sol Gallegos / El Diario de Juárez

martes, 07 diciembre 2021 | 06:00

Omar Morales / El Diario de Juárez | Angélica con una de sus hijas en el terreno ortorgado por el Municipio Omar Morales / El Diario de Juárez | La vivienda de madera en el terreno otorgado por el Ayuntamiento Omar Morales / El Diario de Juárez | Karime acompaña a su mamá Omar Morales / El Diario de Juárez | La madre de familia coloca una madera en la construcción

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Con el deseo de tener un hogar para sus dos hijas, Angélica Berenice Torres Camacho es una adolescente que a los 15 años se convirtió en madre, y ha enfrentado dificultades para construir un patrimonio para sus pequeñas, quienes desean tener un obsequio esta Navidad.

Actualmente Angélica tiene 17 años de edad, y narró que hizo una solicitud para que Asentamientos Humanos le diera un terreno, el cual pudo obtener hace dos semanas, y con el apoyo de sus vecinos ha podido levantar su cuarto de 20 metros cuadrados. 

PUBLICIDAD

La madre soltera dio a conocer que fue complicado realizar el trámite ante la dependencia por ser menor de edad, pero se le aceptó la solicitud para obtener el terreno por la razón de que cuenta con sus dos hijas.

La casa está construida con pallets y tablillas que la madre ha comprado y le han obsequiado, están unidas con alambre, pero sin ningún cimiento que las fortalezca; también carece de un baño, una sala, ventanas y techo. 

“Metimos hace un año la solicitud en Asentamientos y nos lo entregaron el sábado pasado, quiero terminar de construir el cuarto, nos hace falta más madera, muebles como una cama y cobijas”, explicó la madre.

Señaló que espera poder construir su hogar, pero por el momento vive con su abuela que tiene 64 años de edad y la apoya cuidando a sus hijas de dos años y cinco meses de edad, mientras ella trabaja en las segundas vendiendo ropa usada. 

Angélica Berenice acude de viernes a domingo a las segundas que se ubican en Parajes de Oriente, en donde tiene dos años como locataria y explicó que hay días en que las ventas son buenas aunque hay otros en que únicamente saca 300 pesos al día.

“Ha sido difícil ser madre soltera, porque lo que saco de la venta de las segundas es con lo que ayudo a mi abuela y saco adelante a mis hijas. Es complicado porque mi abuela ya está grande y más porque no me dan trabajo por ser menor todavía. Ha sido muy difícil estar sola, pero también le doy gracias a Dios porque me dio a mis hijas”, expresó.

La madre narró que su sueño de Navidad es poder construir su hogar, tener muebles como una cama, televisión, estufa para hacer la comida de sus hijas, calentón y cobijas para mitigar las bajas temperaturas. 

“Mi sueño de Navidad es tener mi casa para que mis hijas vivan bien, llevo dos semanas construyendo, aunque ha sido bastante complicado. Sí me ayudó varia gente a construir esto, unos vecinos por donde vive mi abuela me regalaron la madera y así es como la llevamos”, mencionó Berenice.

Agregó que tiene la ilusión de continuar sus estudios de estilista, pues los tuvo que suspender para dar a luz a su segunda hija a quien llamó Jimena Gallegos Torres, y tiene el propósito de terminar su preparación y con el tiempo poner un salón de belleza. 

“Me gustaría trabajar como estilista, sé hacer algunos trabajos, aprendí en un comunitario a poner uñas y pestañas y duré como cinco meses, pero lo dejé para ponerle más atención a mi hija, era un curso de un año y sólo logré cinco meses”, explicó.

Además dijo que antes de convertirse en madre, la Navidad era diferente, pues la celebraba con toda su familia, pero al paso del tiempo ha tenido varios cambios, el festejo es menor y sólo pasa esta fecha junto a sus hijas, su abuela y una prima que siempre la ha apoyado.

“Nos gusta celebrar la Navidad aunque sea con poco, antes la celebraba con mi familia, pero ahora sólo con mi abuela, mis hijas y mi prima; el año pasado nos regalaron cosas, y fue con eso que hicimos la comida de la Navidad”, explicó.

Para esta Navidad su deseo es que sus hijas de dos y cinco meses de edad puedan recibir un regalo, ya sea ropa, zapatos o una muñeca, así como su abuela, quien también se encuentra con muchas carencias y sin ningún apoyo.

Si usted desea apoyar a Angélica Berenice Torres Camacho, su abuela Juana María, y su hijas Karime y Jimena, puede comunicarse al número de teléfono 656-529-5778 para mayor información o acudir a su domicilio ubicado en Mantequilla Nápoles número 1764 cerca de Portal del Roble. 

Su hogar

• La casa está construida con pallets y tablillas que la madre ha comprado y le han obsequiado, están unidas con alambre, pero sin cimiento 

• Carece de un baño, una sala, ventanas y techo

Tome nota

Requiere para sus hijas y abuela

• Ropa, zapatos o una muñeca

Para apoyar

Puede comunicarse al teléfono 656-529-5778 o acudir al domicilio ubicado en Mantequilla Nápoles número 1764 cerca de Portal del Roble

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search