Juárez

Su deseo es sobrevivir

Abandonada por sus hijas, Elizabeth tiene cáncer de mama, enfermedad que no ha podido atender debido a la falta de recursos económicos

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 11 diciembre 2020 | 14:55

David Cruz / El Diario de Juárez | El cruce donde trabaja fue desviado por la construcción de paraderos David Cruz / El Diario de Juárez | El examen donde fue diagnósticada David Cruz / El Diario de Juárez | La vendedora muestra los resultados de los exámenes que le hicieron

El cáncer de mama la tiene al borde de la tumba si no recibe a tiempo el tratamiento adecuado, situación que no desanima a Elizabeth Quiñónez, quien aunque es consciente del riesgo que corre, asegura que la única alternativa que tiene para sobrevivir al tumor que día a día acaba con su vida, es la ayuda de la comunidad.

A Elizabeth la abandonaron sus hijas hace tiempo y se quedó sola y sin un trabajo fijo; decidió vender dulces y refrescos en un crucero donde el tráfico era constante y obtenía una cantidad que le permitía sostenerse con lo básico.

Sin embargo, también resultó afectada por las obras del carril confinado para el EcoBús por Paseo Triunfo de la República, pues al cerrar el cruce de esa calle con la Francisco Márquez, en donde ella se encuentra vendiendo, el movimiento vehicular se suspendió y sus ventas quedaron prácticamente en cero.

“Ahora es poco lo que vendo, las sodas y papitas a los que andan en la obra, pero ya no pasan muchos carros como antes que estaba abierto el crucero, y ahora sólo unos cuantos automovilistas son los que me compran algo”, comenta.

A esta mujer los problemas de salud la aquejan desde que estaba más joven, pues a los 37 años de edad le extirparon la matriz al detectarle un tumor canceroso y aunque afortunadamente ya no tuvo problemas, dejó de acudir a los chequeos médicos y ahora, a los 55, se le detectó el tumor en el pecho izquierdo.

Elizabeth explica que hace tiempo le empezó a crecer mucho el pecho izquierdo, los dolores fueron cada vez más intensos; una persona que es su cliente le ayudó para que le hicieran estudios en el establecimiento llamado Radiología, Intervencionismo y Diagnóstico Avanzado en Cáncer de Mama (Ridacam).

Los resultados se los entregaron esta semana y en ellos se indica que tiene un 95 por ciento de riesgo por el tumor que le afecta su pecho.

“Me duele mucho, siento que todo me arde por dentro, como que algo me quema desde el seno hasta la axila, y tengo que aguantarme porque no tengo pastillas para el dolor”, dice Elizabeth con voz entrecortada, al tiempo que se señala el lado izquierdo de su pecho.

“Yo quiero llegar a mi cumpleaños el 28 de febrero, pero es muy triste saber que para curarte te tienen que cortar el pecho, no sé qué hacer, mi pobreza no me deja avanzar, pero le voy a echar ganas porque me dijeron que con el tratamiento puedo vivir”, afirma.

Pero a pesar del entusiasmo que muestra en momentos, en otros se le ve afligida y dice que no ha perdido la fe en que alguien le va a ayudar para que reciba el tratamiento, que le hagan la biopsia y todo lo que necesita para que le extirpen el tumor.

La alternativa que ella ve es que la comunidad juarense le ayude para reunir los 6 mil 200 pesos que necesita para iniciar el tratamiento, ya que después tendrá que seguir con otros medicamentos y también será necesario recibir ayuda, pues ella no tiene, ni puede juntar esa cantidad de dinero.

“Ojalá que haya alguna persona que tenga misericordia de mí y me ayude para que me den el tratamiento que necesito; tengo fe en que los juarenses me ayudarán, pero mientras, yo le echo ganas vendiendo dulces, sodas, papitas y lo que se pueda”, dice esta mujer en lo que acomoda los pocos productos que tiene a la venta sobre cajas que están en la jardinera del crucero donde a diario los ofrece en venta.

Elizabeth vive en la casa de una tía, ubicada en la esquina de las calles Joaquín Terrazas y Aluminio de la colonia Del Carmen, en el sector poniente de la ciudad, pero si alguien quiere ayudarla la localizan en este crucero de Paseo Triunfo de la República y Francisco Márquez. 

close
search