Juárez

Sin utilizar, once estaciones de BRT-1

Permanecen sin electricidad para poner sistema de recaudo

Omar Morales / El Diario de Juárez

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

viernes, 30 abril 2021 | 07:38

Ciudad Juárez— Al menos once estaciones de la primera ruta troncal (BRT-1) son las que permanecen sin ser electrificadas para poner en funcionamiento el nuevo sistema de recaudo, retrasando aún más la puesta en marcha de los paraderos recién remodelados.

De acuerdo con José María Fernández Sígala, director del Fideicomiso de Transporte Sustentable EcoBús, se prevé que sea para el mes de mayo cuando las estaciones estén en condiciones de brindar servicio en su totalidad, a pesar de que la rehabilitación de las estaciones concluyó desde el pasado mes de enero, cuando el Fideicomiso de Puentes Fronterizos entregó de manera formal los nuevos paraderos.

“Se está dotando del equipo de recaudo en las estaciones, esperamos que sea en el mes de mayo o junio más tardar que están funcionado; hay que recordar que estamos en tiempos de pandemia y estamos sujetos a la disponibilidad del suministro por parte de los proveedores”, dijo.

Otro de los problemas que ha detenido la puesta en marcha de las estaciones ha sido la falta de electricidad en algunos de los paraderos. Gustavo Elizondo, secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, indicó que la situación ya ha sido atendida por las instancias correspondientes, asegurando que únicamente faltaban 18 terminales, de las cuales hasta el pasado lunes se habían electrificado siete.

Según información del Gobierno del Estado, para el proyecto de rehabilitación de la ruta se invirtieron 308 millones de pesos. Sergio Madero, director del Fideicomiso de Puentes, informó a través de un comunicado que anteriormente la BRT-1 tenía poco menos de 42 kilómetros y 44 estaciones, por lo que después de la intervención se amplió el recorrido hasta los 52.4 kilómetros.

La ampliación de esta ruta contempló 13 nuevas estaciones, iniciando desde el bulevar Independencia hasta Puerto Tarento, además de la remodelación de otros 14 paraderos, haciendo hincapié en que próximamente sería instalado un sistema para el pago de tarjeta inteligente para pasaje.

El cierre de los paraderos ha provocado que usuarios tengan que abordar los camiones en áreas inseguras, tales como carril confinado, y en otros casos, casi sobre las vías del ferrocarril, exponiéndose a un accidente. 

Tan sólo el pasado sábado, una mujer fue arrastrada por casi cuatro metros por un conductor del BravoBús. El percance ocurrió frente a la estación Oasis, perteneciente a la BRT-1, cuando el chofer arrancó la unidad sin esperar a que la pasajera descendiera totalmente, según denunciaron usuarios.

Aunque el accidente fue documentado por los mismos pasajeros, el Fideicomiso de Transporte Sustentable EcoBús aseguró no tener reportes de percances viales en los últimos días.

Por otro lado, el desuso y la falta de vigilancia en algunos de los paraderos también han propiciado que las estaciones recién remodeladas sean utilizadas como refugio por indigentes.

elara@redaccion.diario.com.mx