Juárez

Sin resolución crímenes de alto impacto

Sólo se soluciona el 5% de los más de 2 mil asesinatos cometidos en dos años

Staff/
El Diario de Juárez

domingo, 21 julio 2019 | 20:08

Desde el 1 de enero del 2018 hasta ayer, en que se han registrado en Ciudad Juárez 2 mil 72 asesinatos, homicidios que han tenido gran impacto social se conservan entre los expedientes de la impunidad.

Así como el triple homicidio de motociclistas del pasado domingo, los asesinatos de una familia entera, de un político, de un empresario, de una niña de seis años, de dos abogados, de estudiantes, que entre otros provocaron conmoción social en su momento, no han recibido justicia de acuerdo con archivos periodísticos de El Diario.

En enero pasado fueron asesinados a cuchilladas cinco integrantes de una familia dueños de una tienda de abarrotes en la colonia Sierra Vista Sur, dentro de dos domicilios marcados con el número 1547 y 1549 de la calle Hacienda de San Nicolás Pizarro.

Entre las victimas había dos menores de 6 y 12 años de edad, por lo que el evento generó conmoción social. Tuvo lugar la madrugada del miércoles 9 de enero sin que los cuerpos fueran descubiertos hasta una semana después.

En enero 22 el fiscal de Distrito Zona Norte, Jorge Nava López dijo: “En el avance que se tiene hay una línea de investigación que toma bastante fuerza y creemos en pocos días poder individualizar a los agresores… una hipótesis fuerte el que estas personas conocían a sus agresores”. Pero al día de ayer no había personas consignadas ante un juez por el artero asesinato.

En otro caso registrado el 9 de enero pasado, el empresario Hedilberto Cobos Rodríguez, de 69 años, fue encontrado asesinado mediante asfixia en su residencia de Rincones de San Marcos, en un aparente housejacking que hasta el día de ayer no se resolvía. 

En un estatus similar se encuentra la investigación del homicidio de Hiram Apolo Contreras Herrera, asesinado a balazos el pasado 7 de diciembre en el cruce de las calles Lucero y Ramón Rayón de la colonia Praderas de la Sierra.

La Fiscalía informó esta semana que sobre ese evento hay avances significativos en la identificación de los responsables que están vinculados con otros tres homicidios.

Contreras aspiraba a dirigir el Comité municipal del Partido Acción Nacional (PAN) en las fechas en que fue asesinado, donde la hipótesis que mantiene la Fiscalía es que fue confundido cuando dio varias vueltas en un sector donde tiene presencia la delincuencia organizada.

El homicidio de la niña Violeta Castorena Mascorro, de 6 años de edad, ocurrido mientras celebraba su graduación de preescolar el pasado 18 de junio en el kínder Luis Donaldo Colosio, de la colonia Terrenos Nacionales, no ha sido tampoco esclarecido.

La menor fue víctima de una bala perdida cuando dos personas (prófugas) dispararon y dieron muerte al padre de familia de otra menor de la misma escuela, a quien se identificó como José Ángel Loera Leal, de 31 años, cuyo homicidio tuvo relación con la venta de drogas, según el fiscal, Jorge Nava.

Otro caso sin resolver es el homicidio de una mujer de 15 años, estudiante, identificada como Hazel Arlet Dena Fernández, ocurrido el día 11 de septiembre del año pasado.

La joven fue encontrada estrangulada en la última cuadra al sur del fraccionamiento Praderas del Sol, al extremo oriente de la ciudad.

La menor de edad vivía con su familia y no contaba con antecedentes de mal comportamiento según se conoció en entrevistas con familiares.

El 17 de febrero del año pasado cuatro cuerpos calcinados fueron encontrados dentro de una camioneta Dodge Ram color rojo con matrículas de Texas al sur poniente de la ciudad.

Se trataba de dos padres de familia y sus hijos que fueron identificados como Jesús Alejandro Lizárraga Reyes de 39 años y su hijo Iván Alejandro Lizárraga Alarcón de 14, así como los paseños, Raymundo Ramírez Aguirre y su hijo Zauriel Ramírez Estrada de 17. De este incidente tampoco hay datos de la consignación de los presuntos responsables.

Hay otros dos casos que involucran homicidios de abogados donde no se ha dado con los responsables, según archivos de El Diario.

El primero fue en contra del jurista Jorge Iván Leyva Loya, asesinado en Samalayuca en mayo del año pasado y su cuerpo semienterrado.

En otro evento reciente, apenas registrado el 20 de junio pasado contra el abogado Rogelio Martínez, esposo de la jueza de control del distrito judicial Bravos, Brisa Yadira Meraz Mendoza, a quien ultimaron en su domicilio del fraccionamiento La Raza.

Sigue pendiente 95% de los casos

El 95 por ciento de los homicidios cometidos el año pasado siguen sin resolver de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado obtenidos a través de transparencia, en la solicitud 039942019 hecha por El Diario.

En el 2018 se registraron en Juárez oficialmente 1 mil 245 asesinatos, de los cuales se abrieron  mil 32 carpetas de investigación donde la Fiscalía Zona Norte únicamente a judicializado 48 de estas y dejó bajo investigación 984 expedientes de homicidios.

De hecho la dependencia en la Zona Norte arrastra 2 mil 570 carpetas de investigación por homicidios sin resolver en los últimos seis años.

En el 2019 hasta el día de ayer se habían registrado 827 asesinatos en esta ciudad y no se logró información respecto a los casos resueltos, al cierre de esta edición.

Los casos más sonados

• El triple homicidio de  motociclistas del pasado domingo

• Los asesinatos de una familia en Sierra Vista Sur

• El crimen del panista Hiram  Contreras

• El homicidio de una niña de seis  años

• No ha resuelto casos de dos  abogados ultimados