Juárez
Empleados de maquila

Sin detenciones por doble homicidio

La FGE reporta que continúa en la recepción de testimonios

Staff/El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 13 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— La Fiscalía General del Estado (FGE) reportó que no hay detenidos por el asesinato de dos personas identificadas como originarias del estado de Durango y que, de acuerdo con entrevistas, fueron contratadas en aquella entidad para trabajar en una maquiladora de esta frontera.

De acuerdo con Alejandro Ruvalcaba, vocero de la FGE en la Zona Norte, se continúa en la recepción de testimoniales, así como con la solicitud de videograbaciones de las cámaras de circuito cerrado ubicadas en la zona en la que se localizaron los cadáveres.

Por separado, el titular de la FGE, César Peniche Espejel, informó que una línea de investigación deriva del tatuaje “Hecho en México” que presentó en el cuello una de las víctimas.

“Estamos revisando el caso (…) Una de las víctimas muestra tatuajes característicos a la pertenencia de una organización criminal que opera en Ciudad Juárez. Eso es por lo tanto una de las líneas de investigación (…) es característico de los Mexicles”, dijo Peniche a El Diario.

Los fallecidos fueron identificados como César Adrián Esquivel Rosas y Víctor Hugo Morales, ambos de 21 años.

Los dos fueron encontrados sin vida la mañana del pasado sábado 6 de febrero, sobre la calle Fernando Montes de Oca, al norte de la calle Cholula y a pocas cuadras del hotel donde, de acuerdo con sus compañeros de empresa, se hospedaban. 

La causa de muerte de Morales, informó la FGE, fue asfixia por estrangulamiento, mientras que el cuerpo de Esquivel presentó heridas punzocortantes en el cuello, aunque hasta ayer seguía pendiente de concluir la necropsia.

Entrevistas realizadas por este medio indicaron que ambos fueron contratados en el estado de Durango para trabajar en una empresa maquiladora ubicada en esta frontera –la cual no ha respondido una solicitud de información–, al igual que alrededor de 300 personas.

La información recabada agrega que, luego del doble crimen y de la difusión entre los obreros de que había un mensaje en contra de ellos por provenir de otro estado –descartado por FGE–, varios decidieron dejar su empleo y regresar a Durango. 

“De hecho, el mismo día que encontraron a los compañeros muchos se regresaron; aproximadamente unos 40 o 45”, dijo uno de los obreros que ya se encuentra en aquel estado, entrevistado vía telefónica y que pidió no ser identificado.

redaccion@redaccion.diario.com.mx