Juárez

Sin calcular impactos por cierre de la frontera

Mientras que en El Paso las pérdidas en el comercio suman alrededor de 200 mdd, en Juárez no hay una cifra que muestre un daño real

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

jueves, 22 julio 2021 | 06:00

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez | MAquiladoras han sido de las menos ‘golpeadas’ Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Agentes estadounidenses custodian a la mitad del Puente Santa Fe

Ciudad Juárez— Aún cuando en la ciudad de El Paso, Texas, las pérdidas al sector minorista se calculan en los 200 millones de dólares tras 16 meses de cierre en los cruces fronterizos, en Ciudad Juárez, no hay cifras que muestren el impacto real que las restricciones han generado al comercio y otros sectores.

De acuerdo con el economista de la Universidad de Texas en el Paso (UTEP), Thomas Fullerton una de las afectaciones más serias en la frontera tras el cierre de los cruces internacionales han sido las pérdidas económicas en el comercio paseño, el cual se ha visto impactado por la falta de compradores mexicanos.

Según cálculos de UTEP,  las pérdidas en comercio en la ciudad vecina serían de alrededor de 200 millones de dólares, impactando principalmente al sector minorista. Sin embargo, de este lado de la frontera, las cifras no han sido muy claras, pues aunque el comercio, servicios y hospedaje han reportado un incremento en sus ventas, no hay datos exactos sobre esos beneficios.

Rogelio Ramos Guevara, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Ciudad Juárez y representante de la Asociación de Hoteles y Moteles refirió que los datos sobre los impactos “son muy engañosos”, pues aunque sectores como el restaurantero y hotelería han reportado alzas, se estima que del total de las pérdidas reportadas en la vecina ciudad, menos de la mitad de esa derrama haya quedado de este lado de la frontera.

“No hemos encontrado la fórmula para conocer qué impactos se tuvieron, sin embargo, podemos decir que en cuanto a hospedaje hemos llegado hasta un 64%, que teníamos mucho tiempo de no ver esos números, con respecto a la cifra de las pérdidas reportadas en El Paso, no podría decir que esa derrama haya terminado aquí en Juárez, ya que hay gran parte de gente de otros lados del estado que también cruzan a comprar allá, sin embargo, de los fronterizos, pienso que podríamos habernos quedado con menos de la mitad de ese monto, ya que también el comercio electrónico ha sido un factor a considerar”, comentó.

Ramos señaló que el aumento que se ha apreciado en más de un año y medio corresponde a ventas por artículos como ropa, calzado, y algunos básicos como alimentos, productos de limpieza y demás que fueron adquiridos por los juarenses en tiendas locales, sin embargo, reiteró que aunque la utilidad en establecimientos comerciales, hoteles y restaurantes ha sido positiva, las cantidades aún “son muy relativas”.

Román Rivas Hong, presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) en la ciudad de Chihuahua, resaltó que este sector fue el menos golpeado por la restricción, debido a que los cruces comerciales no se vieron impactados por la medida implementada por Estados Unidos, asegurando que las afectaciones registradas desde hace más de un año correspondieron a otros factores.

‘Cierre no ha sido equitativo’

Por su parte, Jesús Manuel Salayandía Lara, representante de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Juárez y actual presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) explicó que la ampliación del cierre a los cruces fronterizos hasta el próximo 21 de agosto no ha sido equitativa, dado que mexicanos no pueden visitar los Estados Unidos vía terrestre, sin embargo, de este lado no se aplicaron criterios similares.

“No estamos de acuerdo, porque la primera razón por lo que cerraron fue para evitar los contagios, pero ahorita, las vacunas están avanzando, y no creemos que siga siendo algo bueno para los ciudadanos de la frontera, la economía debe estar libre, ir y venir”, dijo.

El coordinador del CCE señaló que es necesario realizar un estudio económico a profundidad para conocer la situación por la que atraviesa Juárez y poder contrastarla con lo ocurrido en El Paso.

En mayo pasado, Canacintra aplicó una encuesta entre sus agremiados para conocer la situación por la que atravesaban varios de los negocios en esta ciudad. En dicho ejercicio en el que participaron 120 empresas, el 74.6% indicó que el cierre tuvo un impacto negativo sobre la compañía, el 4.2% vio un impacto positivo, mientras que el 21.1% señalaron no haber tenido afectación alguna. 

Otros de los resultados que arrojó la encuesta reveló que el cierre tuvo un impacto sobre el flujo de clientes en los negocios juarenses, ya que el 5.7% de los entrevistados, dijo que por culpa de las restricciones en los puentes, sus visitantes cayeron entre un 50 y 100 por ciento.

El 24.3% perdió más de una cuarta parte de sus clientes, mientras que un 18.6% reportó una caída de entre el 10 y 25 por ciento de su aforo; en tanto que el 44.3% manifestó mantenerse estable.

Algunas otras afectaciones externadas por las empresas fueron conflictos logísticos para la compra de insumos o mercancía, caída de utilidades y hasta problemas de rotación y ausentismo.

Para el analista financiero Juan Eleuterio Muñoz Rivera dentro de los impactos positivos que el cierre de la frontera dejó en Ciudad Juárez fue no sólo el aumento de compradores juarenses en establecimientos locales, sino también, la llegada de usuarios estadounidenses que dejaron aquí sus dólares.

Consecuencias

Sin embargo, destacó que dentro de las consecuencias negativas se pudo observar una reducción en la calidad de algunos de los servicios ofertados aquí, debido a los conflictos por conseguir los mismos insumos que las empresas, normalmente adquirían en Estados Unidos.

“Si hay quienes se vieron beneficiados por el consumo local, sobre todo de aquellos productos que como fronterizos estábamos muy acostumbrados a comprar en El Paso, algunos de mayor calidad y menor precio como ropa, artículos de limpieza, por mencionar algunos; pero por otro lado, algunos comercios se vieron impactados por los insumos, como restaurantes, donde las modificaciones a los menú o los servicios han sido notorias”, dijo.

El analista señaló que a pesar de que no existen datos concretos que muestren si el cierre fue de mayor beneficio o no para Juárez, pareciera que la afectación más grave se dio para la economía paseña. Asimismo, destacó que actualmente, existe una gran cantidad de dólares en la ciudad, sin embargo, la demanda no ha sido la óptima, provocando una ligera estabilidad en cuanto a la divisa.

Asimismo, no se descartó que una vez que las restricciones sean eliminadas, se dispare en la ciudad la demanda dólares en esta frontera, generando así un incremento su paridad frente al peso en las diferentes casas de cambio.

elara@redaccion.diario.com.mx

close
search