PUBLICIDAD

Juárez

Sigue temblando en la frontera

Otros dos sismos se sintieron ayer en la zona, los cuales especialistas creen que podrían deberse a actividades de ‘fracking’ en suelo texano

Javier Olmos / El Diario de Juárez

viernes, 25 noviembre 2022 | 07:08

Archivo / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

La frontera sintió ayer dos sismos de 5 grados con un epicentro que se registró a 19 kilómetros al norte del municipio de Ojinaga, en Texas, sin incidentes mayores más allá del desalojo de algunos edificios, reportaron autoridades de Protección Civil.

Éste es el segundo evento de este tipo que se registra en menos de diez días, de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional.

PUBLICIDAD

El primero de ayer ocurrió a las 13:14 horas, con una magnitud de 5 grados en la escala de Richter, y la réplica ocurrió cinco minutos después, a las 13:19, horas con una magnitud de 5.2 grados.

De acuerdo con usuarios de redes sociales, algunos edificios de la ciudad fueron evacuados, como ocurrió en la Unidad de Medicina Familiar número 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); sin embargo, la Dirección General de Protección Civil reportó cero incidencias.

El titular de la corporación, Roberto Briones Mota, señaló que a la dependencia no llegó ningún reporte o solicitud de atención para auxiliar en la evacuación de ningún inmueble.

“Se sintió como la vez pasada, pensé que estaba mareada, se movió el piso por unos segundos”, narró Luna, una mujer quien se encontraba en su trabajo a la altura de las avenidas López Mateos y Ejército Nacional.

Aunque pareciera que en la zona no es común tener eventos sísmicos, el geólogo por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) Óscar Dena ha advertido que la situación podría empezar a sentirse con mayor frecuencia en la zona de Juárez-El Paso.

Según el especialista, el temblor de 5.3 grados que la ciudad registró el pasado jueves 17 de noviembre fue provocado por actividades de fracking en suelo texano.

Pero esta problemática se suma a la Falla del Río Bravo (Rio Bravo Rift), de la que forma parte la frontera, que también se ha reactivado después de décadas de relativa calma.

Dena apuntó que algunos investigadores afirman que esta reactivación está siendo inducida por actividad humana, que puede ser consecuencia de la fractura hidráulica o fracking, una técnica que permite extraer gas de esquisto, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra atrapado en capas de roca, a gran profundidad.

Del lado mexicano no se tienen todos los elementos de juicio, dijo el geólogo, pero sí llama la atención que ya hay mucha actividad y sí presenta un alineamiento de eventos sísmicos en una estructura tectónica reminiscente en la zona de Odessa, Texas, cerca de la “Plataforma del Diablo”.

Dijo que la ciudad necesita tener un sismógrafo y atender las normas de diseño sismorresistente, así como considerar las aceleraciones espectrales “porque (...) podría haber consecuencias graves en la población”. (Javier Olmos / Con información de Hérika Martínez y Diego Villa / El Diario)

jolmos@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search