Juárez

‘Sería un desorden volver a semáforo rojo’

Médicos aseguran que la población se confundiría más y mostraría mayor renuencia

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

jueves, 30 julio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Juárez incrementó a más del doble su mortalidad y casi duplica su morbilidad por Covid-19 en poco más de un mes, lo cual podría –junto a otros factores– justificar un regreso en el semáforo de reactivación económica, del color naranja (riesgo alto) al rojo (riesgo máximo), aunque especialistas criticaron el revés.

Retroceder en la semaforización, concordaron los médicos generales, Arturo Trejo y Leticia Chavarría, con 40 y 30 años de experiencia profesional, y Lorenzo Soberanes, con casi 40 en Medicina del Trabajo, lejos de garantizar orden, generaría caos, ya que la población se confundiría más y mostraría mayor renuencia. 

La frontera, que llegó ayer a 4 mil 428 casos de la enfermedad, con 651 finados y mil 775 recuperados, presenta una mortalidad (muertos por cada 100 mil habitantes) de 43.4 y una morbilidad (enfermos por cada 100 mil habitantes), de 295, de acuerdo con cálculos basados en los registros de Salud del Estado.

Ambos, mortalidad y morbilidad, junto a la letalidad (% de muertes del total de casos) que ayer era de 14% en la frontera, son factores incisivos para el posible retorno en la semaforización, que en esta urbe se encuentra aún en color naranja desde el pasado 22 de junio, de acuerdo con los archivos periodísticos.

Para el 17 de junio pasado, luego del inicio de la nueva normalidad, que fue el día 1 de dicho mes, el virus mantenía en Juárez 26.6 de mortalidad y 125 de morbilidad. Pero, ante la reactivación social aumentaron.

No se debió salir del rojo: aseguran

Los entrevistados concordaron en que en una primera instancia no se debió salir del color rojo, en un sentido meramente de salud, pero manifestaron que ahora que se está en naranja no tiene sentido volver.

“La gente ya dijo ‘ya no me voy a quedar en la casa, al cabo voy a aventar una moneda al aire para ver si soy de los 8 de cada 10 que no se complican’, y yo siento que esto, no que esté fuera del control, sino que se salió del contexto, uno entiende esta dinámica pero las personas no, ellos están ocupados del trabajo, de los hijos, y es que no es su campo”, indicó Trejo, y a su vez Chavarría concordó con el médico general.

“La vida tiene que seguir, la vida sigue y la situación económica se va a seguir agravando, no es la solución volver a rojo, la solución es que ellos asuman su responsabilidad, todos, y ellos ya deberían de tener las instalaciones suficientes y el personal suficiente para atender los casos pero no ha sido así”, dijo la galena.

A su vez, Soberanes señaló que las condiciones económicas no resistirán: “Regresar no es conveniente, habría movilizaciones y estas traerían más contagios, y enfrentamientos, pero tampoco podemos irnos a amarillo (riesgo medio) por la cantidad de vulnerables que tenemos, hacerlo no nos pondría en rojo, sino en púrpura, yo creo que sigue siendo necesario realizar pruebas para reforzar la prevención”, manifestó.

La advertencia es latente, Secretaría de Salud advierte de un posible regreso al color rojo, que endurecería las restricciones laborales y sociales, trayendo consigo el inminente quiebre de negocios y más desempleo.

“Podría ser que las entidades pasen a semáforo rojo, ya ha ocurrido, varios estados pasaron a rojo habiendo estado en naranja. Entonces, nadie debe sorprenderse”, señaló el propio Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud federal en referencia al tema, que las autoridades estatales continúan destacando.

Están inconformes

Ante esto, la tercia de galenos fronterizos manifestaron su inconformidad, señalando que la semaforización es un asunto entendido como “académico”, que no logra comprender el total de la gente, ya que en sí, la sociedad en su mayoría, está enfocada en poder subsistir, dejando de lado las restricciones.

Recomendaron, en lugar de endurecer las medidas de aforo en empresas y en actividades sociales, que de alguna forma no serán respetadas en su totalidad, buscar –en el caso de los funcionarios– incrementar la inversión en salud, para ofrecer lo necesario, y –para la ciudadanía– procurar los cuidados ante el virus, que suma a nivel estatal 7 mil 894 casos acumulados, con 893 finados y 2 mil 618 sanados de forma oficial.  

avargas@redaccion.diario.com.mx