Sentencian a sicario por ataque a ministeriales

Le dan 13 años tras reconocer su responsabilidad en el intento de homicidio

Staff/
El Diario de Juárez
jueves, 11 julio 2019 | 06:00

Un presunto sicario del grupo delictivo “La Línea” ayer fue sentenciado a 13 años y nueve meses de cárcel tras reconocer su responsabilidad en un intento de homicidio en contra de tres agentes ministeriales, en abril del 2018.

El sentenciado es Luis Alberto Delgado Mares, apodado “El Feto”, quien reconoció su responsabilidad y se apegó a un procedimiento abreviado para recibir una pena reducida.

Los hechos sucedieron como a las 17:10 horas del 19 de abril del 2018 en el interior de una sucursal de la cadena Subway ubicada en el interior de la plaza comercial “El Paseo”, en la calle Camino Viejo a San José y bulevar Óscar Flores Sánchez, en contra de los agentes de la Fiscalía de género Paola Isabel Rodríguez Ruiz, Jorge Armando Leyva Juárez y el comandante Ezequiel Emmanuel Ortiz Fierro.

Al rendir declaración ante el Ministerio Público (MP) el policía Leyva Juárez indicó que cuando estaban comiendo observó que al exterior del negocio pasó un hombre que traía una sudadera gris con capucha y las manos adentro de las bolsas del pantalón que vestía y los volteó a ver. Situación que le llamó la atención, ya que estaba haciendo mucho calor.

Por lo que alertó a sus compañeros. Unos cinco minutos más tarde Paola Isabel Rodríguez vio que la misma persona estaba entrando al establecimiento y que levantaba la mano derecha portando un arma de fuego color negra y gritó “trece”, que significa pendiente. En ese momento se escuchó un balazo.

El impacto de bala pegó en la pared paso entre Jorge Armando y el comandante Ortiz.

El responsable, Delgado Mares, salió corriendo y detrás de él se fueron los tres ministeriales, quienes también pidieron ayuda a través de la radiofrecuencia.

Delgado corrió unos 40 metros para luego meterse a un canal de aguas negras y el policía Leyva Juárez también entro al agua. Mientras que los otros dos ministeriales lo siguieron a pie, a un lado del canal, y observaron que arrojó un arma de fuego y se quitó la sudadera. Además lo vieron trepar a un árbol plantado dentro del arroyo y que de ahí se pasó a una barda de cemento para brincar a un estacionamiento pero cayó en la caja de un tráiler sin techo.

El comandante Ortiz también entró al estacionamiento y para ese momento otros ministeriales habían respondido al llamado de auxilio y subieron a la caja del tráiler para hacer la detención.

Delgado Mares dijo ser sicario y que recibía un sueldo de dos mil pesos semanales por matar a personas para el grupo delictivo “La Línea”, junto con su hermano Eliseo Delgado Mares apodado “El Gordo”, quien al parecer también participó en ese hecho pero huyó.

Eliseo conducía un vehículo Honda CRV de color azul con matrículas 050SCK9 pero lo abandono afuera del restaurante. Ese automotor fue robado el 7 de abril a su legítimo dueño Jaime Valdez Ramírez,.

Luis Alberto también señaló que en esa ocasión se les ordenó solamente atacar a policías ministeriales y él y su hermano traían un arma larga y una 9 milímetros.



[email protected]