PUBLICIDAD

Juárez

Se quedan sin cupo primarias del suroriente

Dejan fuera a cientos de menores; asegura SEyD resolución en 2 semanas como máximo

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

martes, 30 agosto 2022 | 09:41

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Madres y padres de familia acudieron desde temprana hora en busca de una oportunidad, pero se fueron con las manos vacías

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— “No hay cupo”, se repitió cientos de veces durante el primer día de clases a los padres de familia que ayer acudieron a buscar un espacio en escuelas ubicadas en el suroriente de la ciudad, y todos debieron anotar a sus hijos en listas de espera, pero el titular de la Secretaría de Educación y Deporte (SEyD), Javier González Mocken, aseguró que en máximo dos semanas será regularizada la situación. 

“Es una sobredemanda que se nos ha presentado en esa parte de la ciudad, pero tenemos que admitirlos a todos, vamos a admitirlos a todos; si es necesario poner aulas móviles, las ponemos, lo importante es que todos estén en la escuela, ésa es la consigna: nadie se debe quedar fuera de la escuela”, dijo el secretario, quien explicó que la situación es consecuencia de un problema de planeación. 

PUBLICIDAD

Desde las 2 de la mañana una fila de padres de familia y niños en búsqueda de una escuela dónde estudiar se formó en el exterior de la primaria Pablo Neruda, en la colonia Portal del Roble, para anotarse en una lista en la que proporcionaron su nombre, el grado en que buscan un espacio y su contacto telefónico, con la esperanza de ser llamados en caso de que se habilite un lugar.

Se cambian de casa

Entre ellos se encontraban el señor José Sánchez y su hijo Ángel, de 7 años, quien desde el ciclo pasado debió ingresar a primer año, pero ante la sobrepoblación del sector no consiguió un espacio, entonces su papá decidió cambiarse de casa para buscar más alternativas y ayer logró ser anotado en una lista de espera que sobrepasa la centena de nombres.

“Voy a seguir buscando una escuela, mi niño no puede seguir faltando, tiene que estudiar”, dijo el señor Sánchez, quien antes vivía en Parajes de San José y cuando supo de la posibilidad de encontrar un espacio en la primaria Pablo Neruda decidió cambiarse de casa a Portal del Roble para evitar que su hijo volviera a perder el año; sin embargo, no encontró lugar. 

Ayer el nombre de Ángel se sumó a una lista de más de 100 niños que buscan entrar a uno de los seis grados de primaria, pero antes de anotarse el personal educativo de la escuela les pidió que continuaran buscando una primaria con cupo, porque regularmente sólo logran llamar a diez de los que se anotan. “Una disculpa, pero no queremos darles falsas esperanzas”, les dijo un maestro.

Ni en listas de espera…

En la lista también se anotó a Valente, un niño que al igual que Ángel busca iniciar sus estudios de primer grado y quien antes buscó un espacio en la primaria Carlos Monsiváis, pero ni siquiera logró ser anotado en la lista de espera porque ya rebasaba los más de 100 nombres y es el límite que se establecen las escuelas en el suroriente cada ciclo escolar. 

“No entró a la lista de espera, me dijeron que debí anotarlo desde hace tres meses o para más seguridad un año antes de que saliera del kínder”, dijo Andrea Ramos, mamá de Valente, quien reside en Parajes de San Isidro y primero intentó llevar a cabo el proceso de inscripción en la escuela que le correspondía de acuerdo con el preescolar del que egresó. 

Aunque en la escuela primaria Pablo Neruda sí le permitieron anotar a Valente en una lista de espera, teme que no se habilite un espacio para él, por lo que buscará una tercera opción en la primaria Frida Kahlo, en la colonia Simona Barba. “No creí que fuera tan difícil encontrar una escuela”, dijo Andrea, quien volverá a pedir permiso en su trabajo para continuar con la búsqueda.

Contrasta situación 

con zona Centro

La primaria Pablo Neruda tiene espacio para atender a 640 estudiantes en los salones de clases y cada ciclo escolar permite a los padres de familia anotarse en listas de espera de máximo 100 nombres, aunque ayer dejó que incrementara porque la educación es un derecho al que todos los niños deberían tener acceso, comentó un docente. 

“Lamentablemente, la mayoría de las escuelas en el suroriente siempre tienen sobredemanda y, todo lo contrario, hay escuelas en el Centro que hasta han sido cerradas por falta de alumnos”, dijo un maestro de la primaria. 

En consecuencia, cada ciclo escolar la mayoría de las escuelas en el suroriente de la ciudad registran la asistencia de estudiantes en condición de extraedad, es decir, que lograron acceder a los planteles educativos de uno a tres años después de que les correspondía y que, de acuerdo con lo establecido por la Secretaría de Educación Pública, son nivelados en menor tiempo. 

“Las consecuencias no son sólo el rezago educativo, también pierden la oportunidad de vivir el proceso de su infancia de manera correcta porque son niños que se quedan en casa sin convivir con sus iguales y después entran a la escuela desfasados de manera emocional y académica”, dijo una maestra del plantel Pablo Neruda.

Sucede en cada ciclo escolar: personal educativo

“‘No hay cupo ya’, así nomás me dijeron desde que eran las preinscripciones y ni explicación me dieron”, dijo la señora Vianey Luna, quien primero le buscó un espacio a su hijo Juan en la escuela primaria Elisa Griensen, en la colonia Portal del Roble, y después decidió continuar su búsqueda en la Pablo Neruda, pero la respuesta fue la misma. 

El personal educativo del sector escolar ubicado en el suroriente, compuesto por 36 escuelas primarias, señaló que las listas de espera con más de una centena de estudiantes que no alcanzaron un espacio es una constante cada ciclo escolar. 

Ante la situación, el titular de la SEyD Zona Norte, Maurilio Fuentes Estrada, señaló que la dependencia ha detectado la sobredemanda en el sector, por lo que comenzó a trabajar en conjunto con el Gobierno municipal para que antes de avalar construcciones habitacionales se asegure la oferta educativa necesaria para la población y para que niños como Ángel, Valente y Juan ejerzan su derecho a la educación. 

Pocas opciones

36 escuelas conforman el sector suroriente

100 nombres anotan en la lista de espera, por si se libera un espacio

10 son los menores que llegan a aceptar, de acuerdo con docentes

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search