Juárez

Se llena cementerio de víctimas de coronavirus

El panteón San Rafael destinó un nuevo espacio para las personas que perdieron la vida a causa del virus o estaban bajo sospecha

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 06 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— A siete meses de ser abierta, en diciembre se llenó el área Covid del panteón municipal San Rafael, por lo que se destinó un nuevo espacio para las víctimas del virus o que murieron bajo sospecha de ser portadores.

En el extremo sur del cementerio se encuentran cubiertas las tres filas con más de 300 fosas destinadas a los difuntos que fueron catalogados por las autoridades como contagiados o posibles casos positivos, por lo que fueron sometidos a un procedimiento especial desde las empresas funerarias.

De acuerdo con los trabajadores del panteón ubicado a las afueras de Ciudad Juárez, en los últimos días los entierros han disminuido, de hasta 12 diarios que se llegaron a registrar hace unos meses a uno o dos al día en las últimas semanas, y en días como ayer ninguno.

“Hoy (ayer) no llegó ninguno, pero dicen que mañana (hoy) sí van a traer”, dijo ayer uno de los trabajadores al señalar a los empleados de una funeraria de la localidad.

Primeras víctimas

La primera víctima enterrada en la primera área Covid del panteón fue una mujer, el sábado 16 de mayo. Un día después continuaron cuatro mujeres más, quienes fueron despedidas únicamente por los trabajadores del lugar y los empleados funerarios que llevaron sus ataúdes al panteón, debido a los primeros protocolos de seguridad que implementaron las autoridades municipales.

A una temperatura de más de 30 grados centígrados que se vivió ese fin de semana, los trabajadores buscaban protegerse lo más posible del virus, con un overol blanco, guantes, botas, cubrebocas y un pasamontañas.

En mayo las filas de carrozas eran frecuentes, en el horario establecido para los entierros en el área Covid, donde después de cada servicio los trabajadores se sanitizan uno a otro.

Ignoraron medidas

A los pocos días, las autoridades comenzaron a permitir el acceso a pocos integrantes de cada familia, de tres a cinco personas. Pero la cercanía a la calle provocaba que muchas personas se brincaran la malla metálica para llegar hasta la zona y despedir a sus familiares, por lo que actualmente una unidad de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) se encarga de vigilar el cementerio.

Trabajadores de maquiladora, choferes de transporte público, adultos mayores y jóvenes, han sido despedidos en dicha zona, donde de acuerdo con las familias no todos los casos fueron Covid.

Con globos, música, botellas de cerveza, playeras de la maquiladora en la que laboraban y hasta jarritos de barro han sido despedidos los difuntos que fueron enterrados junto a el área en donde se encuentran los niños fallecidos del panteón.

De acuerdo con trabajadores de empresas funerarias de la ciudad, todos los días han recogido cuerpos de víctimas del nuevo coronavirus de los hospitales de la ciudad, pero muchas familias optan por la incineración.

Hasta ayer, Ciudad Juárez sumaba 2 mil 418 muertes a causa de Covid-19, según estadísticas de la Secretaria de Salud.