PUBLICIDAD

Juárez

Se entienden en el mismo idioma

Personal del gimnasio municipal ‘Kiki’ Romero recibió un curso básico de criollo o kréyol para poder comunicarse con la comunidad haitiana

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

miércoles, 07 septiembre 2022 | 06:00

Cortesía | Johnley Polynice fue el profesor de la clase Cortesía | El profesor Johnley Polynice imparte una clase

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Con el objetivo de poder convivir y conocer un poco más a los migrantes de origen haitiano que llegan al gimnasio municipal ‘Kiki’ Romero, ayer el personal operativo recibió un curso básico de criollo o kréyol. 

Johnley Polynice, un migrante isleño quien se encuentra actualmente albergado con su familia en el espacio municipal, fue quien les ayudó para estructurar el programa e impartió el taller piloto, acompañado de seis haitianos más que los ayudaron en la pronunciación y escritura. 

PUBLICIDAD

“Yo creo que además de un aprendizaje fue una cuestión de convivencia, que se da poco por esta barrera idiomática. Estuvieron siete personas de Haití ayudándonos a cada uno con la pronunciación correcta, así como con la forma de escribirlo; fueron saludos, preguntar cómo te llamas, preguntar cuántos años tienes, hola, adiós, buenas tardes, buenas noches”, informó Santiago González, director de Derechos Humanos del Municipio de Juárez. 

El taller se llevó a cabo en la biblioteca del gimnasio municipal, en donde después se busca replicarlo a otros funcionarios que trabajan con la población en movilidad en la ciudad. 

“Ellos se sintieron muy contentos de poder mostrarles algo de lo que ellos saben, y nosotros también nos la pasamos muy bien. Nos reímos mucho por los errores en la pronunciación cuando vas aprendiendo, fue muy agradable. Cuando me retiré iban llegando personas de Haití y les pude decir: Bienvenidos, buenas tardes, mi nombre es Santiago, ¿cuál es tu nombre?, espero estés bien, y adiós. Cuando las personas que iban llegando, con maletas, asustadas, y vieron que se les recibía en su propio idioma, sonrieron por ver el intento de una persona de hablarles en su mismo idioma, pude apreciar que se sintieron sorprendidos”, relató el coordinador del albergue. 

Dijo que el taller también estuvo abierto para los migrantes de otras nacionalidades interesados en convivir más con las familias haitianas con las que comparten actualmente su estadía en el gimnasio ubicado en la colonia Azteca. 

“Yo creo que va a ser una práctica que vamos a seguir trabajando, es una conversación básica. Tiene el objetivo de poder convivir un poco más, conocer un poco más a las personas de Haití que están aquí en Juárez, que es una población bastante grande, que se ha incorporado de forma laboral. Es una gran cantidad de personas que, más que otras nacionalidades, se incorporaron y ya están aquí y es una oportunidad de enriquecimiento”, destacó el funcionario municipal sobre los haitianos. 

Replicarán taller

Debido a que Johnley Polynice se irá un día del albergue, apoyó en la creación de la estructura del taller, para que otro migrante que pueda hacerlo vuelva a impartirlo a personal de otras áreas como Atención Ciudadana, Centros Comunitarios y Desarrollo Social.

La gran mayoría de los haitianos llegan a esta frontera después de al menos un año de migrar por el continente desde su isla. Aunque su lengua materna es el criollo, la mayoría de ellos aprendieron el francés como segunda lengua en la escuela, y algunos hablan además portugués, inglés o español. 

Las cifras

Desde que abrió sus puertas, el 5 de abril de 2021, el albergue municipal ha recibido a 148 personas de Haití, y hasta ayer antes del taller más de las 131 personas alojadas eran de dicho origen; sin embargo, al terminar el taller ingresaron más. 

Santiago González informó también que la mayoría de las personas en movilidad que acuden a la Oficina de Atención a Migrantes en busca de vinculación laboral son personas haitianas, por lo que en agosto las 17 personas que se lograron canalizar para trabajar de manera formal en la ciudad eran de Haití.

En el albergue

Johnley Polynice, un migrante isleño, fue quien ayudó en la estructura del programa y la impartición del mismo. El taller se realizó ayer en la biblioteca del gimnasio municipal y se contó con el asesoramiento de  seis haitianos más que ayudaron a los participantes en la pronunciación y escritura

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search