Juárez

Se deslinda Pemex de explosión en gasoducto

Ayer el vocero de Petróleos Mexicanos en Juárez, Erick Treviño, dijo no contar con más información

Tomada de internet

Javier Olmos
El Diario de Juárez

jueves, 17 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La paraestatal Pemex se deslindó de las investigaciones sobre la explosión de un gasoducto cerca del poblado de Samalayuca ocurrida la madrugada del martes pasado.

Ayer el vocero de Petróleos Mexicanos en Juárez, Erick Treviño, dijo no contar con más información, toda vez que “el ducto en cuestión no es de Pemex”, sino del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenegas). 

También la Dirección de Protección Civil del Municipio descartó intervenir en el peritaje, al no tener jurisdicción, dijo el titular de la dependencia Efrén Matamoros, quien descartó el huachicoleo.

“Nosotros sacamos una especie de teoría: como no encontramos evidencia de huachicoleo, presumimos que fue un desgaste o movimientos por los cambios de temperatura, que provocaron la fuga”.

Sin embargo, hasta ayer no había quedado definido el motivo de la explosión, ni si el desgaste del que habla Protección Civil pudiera provocar más incidentes parecidos.

De acuerdo con el alcalde Armando Cabada, la explosión en el gasoducto se debió al desgaste de la tubería, por lo que “todo parece indicar que fue accidental”.

“No hay indicios de que alguien lo provocara, si lo hubieran provocado, la persona hubiera fallecido en el lugar”, aseguró.

Flama duró 7 horas

El reporte de la Dirección de Protección Civil indica que el estallido en el gasoducto de 16 pulgadas ocurrió alrededor de las 3:20 de la madrugada del martes a la altura del kilómetro 285 de la carretera Juárez-Chihuahua.

“Hubo necesidad de cerrar las válvulas y esperar que el combustible se extinguiera sólo para no poner en riesgo al personal de apoyo que llegó durante la madrugada”, explicó Matamoros.

Agregó que al arribo del equipo de Bomberos, encontraron una fosa abierta cerca de las vías del ferrocarril, por donde corre paralelamente el ducto de gasolina. 

Fue hasta las 10:00 de la mañana del martes que personal de Pemex llegó al lugar con maquinaria pesada para iniciar los trabajos de reparación, así como empleados de la empresa Fermaca, operador de transporte de gas natural, que acudieron a revisar si alguna de sus instalaciones fue dañada en el siniestro.

La flama en la tubería dañada persistió por siete horas tras darse la explosión.