string(44) "se-desdibujan-en-la-memoria-20190216-1478899"
Juárez

Se desdibujan en la memoria

Mientras que algunos edificios históricos apenas se reconocen, otros han desaparecido y reemplazados por unos que distan mucho de los originales

Abril Salgado/
El Diario
domingo, 17 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- La historia de una ciudad se cuenta también a través de sus edificios. En el caso de Juárez el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) ha conformado un catálogo con 56 obras de valor histórico y/o arquitectónico.

Se trata de placas conmemorativas, viviendas de personajes importantes, escuelas, hoteles, templos y oficinas que, entre vestigios y edificios contemporáneos, son parte de la historia de nuestra frontera.

Sin embargo, pese a su gran importancia en la vida de esta región y a que algunos datan de hace siglos, la mayoría quedó en el olvido, fueron derruidos, o bien siguen ahí pero como algo completamente distinto de lo que fueron años atrás.

Carlos Rocha Pineda, historiador y promotor cultural del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) adscrito al Museo de la Revolución de la Frontera (MUREF), narró que actualmente hay sitios como neverías, plazas, mercados y comercios de tiendas de telas que que ocupan el lugar en el que algún día estuvieron edificios con un papel muy importante en la historia de Ciudad Juárez.


Hubo sede de la Santa Inquisición

Uno de ellos es la sede de la Santa Inquisición que tenía lugar entre las calles Donato Guerra e Ignacio Mariscal, pero con el paso de los años, explicó que ésta fue destruida; se construyó el Bar Nebraska y luego una ferretería que permaneció por varios años. Ahora el lugar que ocupara ese edificio –que databa de 1581– es la Plaza de la Tecnología Catedral.


Según el catálogo del IMIP, este lugar era coordinado por fray Francisco de Ayeta, primer comisario del Tribunal de la Santa Inquisición y del Santo Oficio en la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe, a fin de suprimir la herejía y prácticas judaizantes con tormentos físicos y penas de muerte. No fue sino hasta 1963 que en el sitio se encontraron restos óseos que se presume pudieron ser de personas acusadas de herejes.


De residencia a cine

El hoy abandonado Cine Victoria no sólo fue parte de la diversión de los juarenses desde 1945, antes era la residencia de Inocente Ochoa, exjefe político en la frontera y acaudalado terrateniente chihua-huense.

En ese mismo sitio también vivió por un tiempo el expresidente Benito Juárez García, durante su estancia en esta ciudad, aunque hoy sólo es recordado por muchos como el inmueble en el que se reprodujeron las mejores películas de la Época Dorada del cine mexicano.


Vivieron aquí los hermanos Flores Magón

Otro espacio que puntualizó Rocha es el sitio de la vivienda habitada por los hermanos Flores Magón, reconocidos periodistas que iniciaron acciones contra el Gobierno de Porfirio Díaz y en cuyo techo se resguardaron las armas compradas en El Paso, Texas.

“Ellos iniciaron lo que fue el movimiento de la Revolución Mexicana y nunca se les ha reconocido y finalmente ellos deciden irse a pelear por los obreros en Estados Unidos porque sabían que había muchas injusticias y le dejaron todo a Francisco I. Madero, quien asumió el cargo del movimiento revolucionario y ellos se fueron”, narró el historiador.

Este lugar está ubicado en el callejón Guadalupe Victoria y calle Ugarte, por muchos años fue una casa de videojuegos y fue usada como parada del transporte público.


Despacho de Benito Juárez

Un lugar que hoy es favorito por los niños y fue memorable para los adultos es el antiguo despacho de Benito Juárez García y exedificio del Correo Federal, que se sitúa entre la avenida 16 de Septiembre y calle Ignacio Mariscal, que hoy es un negocio de helados.

El catálogo del instituto indica que desde ese espacio el Gobierno de Juárez dirigió la República durante 210 días en 1865. El edificio fue cañoneado y quemado durante la toma de la ciudad, el 10 de mayo de 1911.


Antes que mercado, fue casa y teatro

También lo que conocemos como el mercado Reforma, fue el hogar de Mariano Samaniego, médico, liberal y político que contribuyó al crecimiento y desarrollo de nuestra ciudad.    

Carlos Rocha narró que aquí también habitó Benito Juárez García, pero décadas después, esta vivienda se convirtió en el cine Cumbre y luego el teatro cine Reforma, para pasar a ser el mercado que todos conocemos actualmente.


Sitio de traición vs Madero

El alguna vez famoso bar “The Black Cat” ubicado entre la avenida Lerdo y 16 de Septiembre hoy es un negocio de telas y mercería que guarda entre sus paredes una gran historia.

Este es el sitio donde se dice que Victoriano Huerta juró terminar con la vida de Francisco I. Madero, motivo por el que fue destituido y enviado a la Ciudad de México.

“La traición ya estaba como quien dice fraguada en ese tiempo, más o menos 1911 ó 1912 cuando hizo ese comentario”, expuso.

Registro Civil, ferrocarril

y hasta IMSS

Finalmente otro lugar histórico que destacó es el Registro Civil donde se realizaron los divorcios de la actriz Marilyn Monroe y Arthur Miller el 20 de enero de 1961, aunque en 1910 se convirtió en la compañía Ferrocarril Noroeste de México.

Ahí también estuvieron las primeras instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Juárez. 

Hoy este espacio, ubicado entre las calles 20 de Noviembre y Ramón Corona, es un inmueble de departamentos.


[email protected]