Juárez

Se contradicen FGE y Guardia Nacional en homicidio de paseño

Versiones sobre la portación de armas son totalmente distintas

Staff
El Diario de Juárez

martes, 23 noviembre 2021 | 10:42

Staff / El Diario de Juárez | Veladoras en el lugar donde quedó el cuerpo de Medina Staff / El Diario de Juárez | Lugar donde cayó el hombre baleado por un elemento de la Guardia Nacional

La investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre el asesinato cometido por un elemento de la Guardia Nacional (GN) en contra de un paseño contradice la versión de la autoridad federal, ya que según las cámaras de seguridad analizadas, la víctima nunca mostró un arma para amenazar al oficial.

De acuerdo con el fiscal de Distrito Zona Norte, Jesús Manuel Carrasco Chacón, el estadounidense –identificado extraoficialmente como Juan Carlos Medina, de 18 años, quien hasta la tarde de ayer permanecía en el Servicio Médico Forense (Semefo)– “no tuvo oportunidad de accionar” el arma y ni siquiera la mostró o amenazó al elemento de la Guardia Nacional.

El hecho ocurrió el viernes 19 de noviembre a las nueve de la noche en las calles Francisco Villa y Tlaxcala, en el Centro de la ciudad, luego de que presuntamente Medina ingresara a México por el puente internacional Paso del Norte-Santa Fe con dos armas de fuego calibre 9 mm. Al ser interceptado para una revisión por un elemento de la GN, huyó para después amenazarlo con una de las armas, de acuerdo con las primeras versiones.

Según lo narrado ante la FGE por los oficiales que atestiguaron el hecho, “el elemento accionó el arma al verse en riesgo”, ya que “el joven le habría apuntado con un arma corta al oficial”; sin embargo, de manera extraoficial ayer se informó que “las dos armas calibre 9 mm le fueron montadas” a Medina.

El originario de El Paso, Texas, recibió un impacto de bala con un arma larga, carabina FX calibre 5.56 x 45 mm, con un cargador de plástico para 30 cartuchos, producida por el Ejército Mexicano. La bala entró por la línea media axilar del lado derecho y salió en el tórax posterior.

Según el reporte oficial, Medina murió a las 22:15 de la noche en el Hospital General por shock hipovolémico secundario a laceración de paquete humeral por proyectil de arma de fuego disparado en el brazo derecho, pero ingresó al Semefo la mañana del sábado 20 de noviembre.

“Venía corriendo de la (avenida) Juárez, traía en la mano como una caja de mazapanes, como unos dulces… no se le veía ninguna pistola”, relató un hombre que se acercó a la escena del crimen, pero después fue retirado por los elementos de la Guardia Nacional.

Aunque una de las primeras versiones señalaba que el paseño ingresó las dos armas al país en una mochila, de acuerdo con los reportes realizados por los elementos de la GN a las autoridades locales, la víctima portaba un arma en la mano y otra pistola escondida debajo del pantalón, la cual fue supuestamente encontrada al registrar el cuerpo, por lo cual en una imagen compartida a El Diario Medina aparece con el pantalón puesto sólo en una pierna. Se le aprecia también una herida arriba de la rodilla izquierda.

La tarde del domingo la FGE informó que investigaba si existe responsabilidad por parte del elemento federal y que en el lugar se aseguraron dos armas cortas abastecidas, una tipo pistola, de camuflaje café, con estrellas Glock y la leyenda “Made in USA Glock Inc., Smyrna, GA 9 x19 USA”, con un cargador metálico negro calibre 9 mm; y otra de color negro, con la leyenda “Made in Austria Glock Inc., Smyrna, GA 43x Austria 9x19”, con un cargador de metal negro, también calibre 9 mm.

Sin embargo, ayer se dijo que las dos armas no habían sido puestas a disposición de la FGE, sino de las autoridades federales. La vocera de la Guardia Nacional a nivel nacional, Daniela Gómez Gómez, continuó sin contestar las llamadas telefónicas ni los mensajes de WhastApp a este medio para proporcionar una postura oficial y la relativa de los hechos.

De acuerdo con el fiscal Carrasco Chacón, el elemento federal “ha comparecido por escrito (ante la FGE), es una persona que realiza la detonación de arma de fuego en función de su trabajo, por ese motivo también no fue detenido en el momento de los hechos”.

Dijo que por tratarse de un agente federal y el uso de armas de cargo, la autoridad estatal declinaría la carpeta de investigación a la Fiscalía General de la República (FGR); sin embargo, la tarde de ayer los mandos de la GN llevaron a un grupo de elementos a declarar ante la Unidad de Delitos contra la Vida de la FGE.

Sahira Castro, vocera de la Fiscalía General del Estado, informó que ya se le dio vista a la FGR sobre el caso, pero la autoridad federal no confirmó que ya hubiera atraído la investigación.

“Lo que nosotros vemos es una reacción debida por parte del agente. Es la obligación que tienen los cuerpos de seguridad, que se ha determinado, deben de cuidar el ingreso de cualquier ciudadano mexicano o no mexicano al país, deben revisar. Tenemos un problema fuerte en la ciudad con el tema de homicidios, para esto han estado utilizando armas cortas, que también se ha identificado que entran de esta manera, de tráfico hormiga, a través de gente que entra de manera pedestre, y esto obliga a todas las corporaciones que están operando en la ciudad a hacer este tipo de revisión”, dijo el fiscal en el Distrito Zona Norte.

redaccion@redaccion.diario.com.mx

close
search