Se aferra a la vida tras incendio

Niño de 9 años sufre quemaduras de segundo y tercer grado en fraccionamiento Las Almeras

L. Sosa / V. Domínguez /
El Diario
miércoles, 06 febrero 2019 | 06:00

A sus nueve años Gabriel Eduardo se aferra a la vida en medio de insoportables dolores. La madrugada del martes la casa donde vivía con sus padres y hermanos fue destruida por el fuego, provocado por un supuesto cortocircuito.

El siniestro ocurrió en la vivienda ubicada en las calles Hacienda Margarita y Unidad, del fraccionamiento Las Almeras, situado al sur de la ciudad, de acuerdo con el reporte del Departamento de Bomberos.

Dentro de la casa dormían Andrea Ontiveros Aragón, de 32 años, madre de los niños Luis Antonio de 12 años, Julián Guillermo de 7 y Gabriel Eduardo, todos de apellidos Ontiveros Aragón.

Gabriel Eduardo fue quien más resultó afectado al sufrir quemaduras de segundo y tercer grado en gran parte de su cuerpo, de acuerdo con el reporte médico y el Departamento de Bomberos, que lograron controlar el siniestro.

Los paramédicos trasladaron a la familia al Hospital Regional de Zona Número 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde todos ingresaron por intoxicación de monóxido de carbono.


Menor salió solo

Vecinos no podían ingresar por el exceso de humo; padre quiere llevarlo a Galveston

Mientras que a Gabriel Alejandro las enfermeras le realizaron la limpieza de las heridas que hacen retorcer de dolor al niño.

Los médicos del IMSS reportaron que el estado de salud del niño Gabriel Eduardo es grave, por lo que su padre busca una oportunidad de vida para el niño y está pidiendo el apoyo del Hospital Shriners para Niños, con sede en Galveston, Texas.

La institución se especializa en la atención médica intensiva, reconstructiva y de rehabilitación para niños con quemaduras, se informó.

Según los datos oficiales recabados, la madre dormía con sus hijos cuando inició el incendio por un probable cortocircuito en una lámpara.

Los bomberos informaron que la vivienda reportó daños totales, por lo que la familia se enfrenta a una situación muy crítica.

En el lugar de los hechos los residentes relataron que ayer alrededor de las 2 de la madrugada se escucharon gritos de auxilio, y al salir de sus hogares se encontraron con el siniestro.

Relataron que vieron a su vecina que ya se encontraba afuera de la vivienda con dos de sus tres hijos, y pedía que la ayudaran para sacar a su otro niño que se encontraba en el interior.

Uno de los vecinos agregó que no pudieron entrar a la vivienda ya que había mucho humo. Afortunadamente el menor salió solo por su propio pie, pero con quemaduras en diferentes partes del cuerpo, por lo que fue trasladado por paramédicos al IMSS.


Daños totales

Una foto familiar empolvada con cenizas se encuentra en el piso de la sala de la casa de la familia Ontiveros Aragón.

El techo y las paredes lucían de color negro, y los muebles de la sala y la cocina fueron hechos cenizas por el fuego.

Ropa tirada, escombro en el piso y una manguera en un charco de agua fue lo que quedó en ese lugar.

En el cuarto de los tres niños, sólo se apreciaron los restos de alambre de los colchones en donde esa noche durmieron. En la otra recámara una cama y dos almohadas fueron lo único que no se quemó. 

“Después de las 2 de la madrugada, los vecinos escuchamos gritos, mi hermano se asomó y salí corriendo para a ver lo que pasaba, estaba la señora con sus dos hijos, pero faltaba uno, y yo me metí por abajo porque había mucho humo, quería alcanzar a Gabriel”, platicó Ever Fierro, vecino de ese fraccionamiento.

El incendió se registró en las calles Hacienda de Margaritas y Unidad, número 6429-6B.

Efrén Matamoros Barraza, titular de la Dirección de Protección Civil, dijo que en la mañana fueron a realizar el peritaje en el domicilio y aún continúan con la investigación, será hasta hoy que determinen cuál fue el motivo por el que sucedió el incendio.

De acuerdo con los vecinos, al menor lo trasladaron a dos clínicas del Seguro Social, pero como no es derechohabiente le negaron la ayuda; una ahora después, una ambulancia llegó al domicilio y lo trasladó al hospital 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Gabriel iba con la cabeza, cara y los brazos y su cara quemada y no le dieron los primeros auxilios, ni siquiera por las quemaduras que traía, hasta que llegó una ambulancia y lo llevó al 66, fue ahí en donde lo atendieron”, lamentó Ever. 

Fierro comentó que no pudo entrar a la recámara porque había demasiado humo y la visibilidad era nula.

“Él estaba gritando, y yo le decía Gabriel ven, pero estaba en la esquina de una cama asustado, me tuve que volver a salir y le dije a la mamá que no lo podía sacar porque el cuarto estaba en llamas, pero empezamos a gritarle por la puerta y me quería volver a meter, pero ya venía por la puerta”, comentó Fierro. 

Por su parte, Thomas Bustamante comentó que otro vecino se enredó una toalla para introducirse y auxiliar al menor, pero fue cuando Gabriel llegó casi a la puerta guiado por una lámpara de luz que prendió un vecino. 

“Fuimos 10 vecinos los que echamos agua con cubetas y una manguera, como pudimos estuvimos haciéndole para apagar las llamas, la recámara estaba ardiendo”, refirió Bustamante.

Un grupo de vecinos ingresó al domicilio para buscar ropa de la madre de Gabriel que les pidió porque permanecerá a su lado.

Comentaron que el padre trabaja en El Paso, Texas, y ya se encuentra en esta ciudad reuniendo documentos porque quiere trasladar a su hijo a Galveston para que le den atención especializada.

Antonia Astorga dijo que como vecinos siempre se han apoyado, por lo que en estos momentos se sienten muy consternados por lo que sucedió. “Nosotros siempre hemos sido muy unidos, nosotros en lo que le estamos ayudando es cuidando la casa, porque Andrea está con el pendiente.

Astorga dijo que quieren que la comunidad se una para ayudar a la familia que en estos momentos está pasando por momentos difíciles.

“Se quedaron sin nada, todo se quemó, ahorita los padres de Gabriel están con él y sus hijos también, pero cuando regresen cómo le van hacer si no tienen nada”, manifestó Astorga. (L. Sosa / V. Domínguez / El Diario)


[email protected]

[email protected]