Juárez

Sanitizan parroquia

La empresa NebuClean de Fundación Grupo Imperial realizó una nebulización a base de agua con concentrado de cítricos y eucalipto

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 04 junio 2020 | 20:43

Ciudad Juárez— En preparación al regreso de las celebraciones eucarísticas presenciales, iglesias de Ciudad Juárez están siendo sanitizadas para disminuir la propagación del nuevo coronavirus (Covid-19).

Aunque todavía no hay una fecha establecida en esta frontera, la medida de saneamiento permitirá a los fieles tener un menor temor de contagio cuando asistan a las iglesias, comentó el sacerdote Jesús Silverio Tovar Encinas, de la parroquia Santa Teresa de Jesús, la cual fue desinfectada la tarde del miércoles por la empresa NebuClean de Fundación Grupo Imperial

Dos trabajadores de la empresa llegaron hasta la parroquia ubicada en el fraccionamiento Oasis Revolución, donde recorrieron el exterior y el interior del templo con maquinas especiales, a través de la iniciativa de la fundación “Por ellos, por ti, por Juárez”. 

Uno de los trabajadores explicó que se trata de una nebulización a base de agua con concentrado de cítricos y eucalipto, por lo que no es dañina para los humanos ni para las plantas o animales.

Las celebraciones presenciales se suspendieron desde marzo debido a la pandemia, sin embargo, las iglesias han mantenido presencia virtual a través de las redes sociales con sus comunidades, y en algunos casos, como en la parroquia Santa Teresa de Jesús, se han tenido también actividades como la presentación del Santísimo, que en Semana Santa los fieles pudieron adorar desde sus vehículos.

“Hemos tenido actividades para que nuestra fe no decaiga, para invitar a la población para que siga el proceso de su fe, pero pues es una manera muy limitada. Estamos usando las plataformas digitales para charlas, para misas, para compartir”, comentó. 

El sacerdote destacó que a lo largo de la pandemia se ha mantenido la limpieza de la parroquia con todas las medidas de precaución, pero la sanitización como la que se llevó a cabo les da más certeza a los fieles.

Como parte de la “nueva normalidad”, el Episcopado Mexicano ya está marcando pautas como la separación de los asistentes a las misas en las bancas y otras acciones que se realizarán cuando regresen las celebraciones presenciales, informó el vicario Gustavo Balderas Soto.

“Cuando el obispo de la diócesis de Juárez, José Guadalupe Torres Campos nos dé la fecha, un equipo de sacerdotes empezará a trabajar ya en los protocolos de seguridad, como en el saludo de la paz, la Comunión y la sana distancia”, comentó el vicario Gustavo Balderas Soto.

El vicario de la parroquia que abarca del bulevar Zaragoza hasta Samalayuca también pidió a los juarenses que tengan responsabilidad con sus familias sobre lo que está pasando y se protejan.

“Tenemos nosotros como creyentes cristianos la esperanza de que esta situación tiene que cambiar para bien. Y por supuesto estamos muy deseosos de recibirlos otra vez en nuestros templos, el semillero de donde fluyen motivaciones bonitas a las personas para seguir adelante”, destacó el sacerdote Tovar Encinas.