Sanan sus corazones

Con sesión de meditación y reflexión, padres e hijos buscan mejorar su convivencia

Luis Carlos Cano C./
El Diario
jueves, 10 octubre 2019 | 06:00
Fernando Mendez |

Con el propósito de fomentar la armonía en la familia y ayudar a los padres a reducir el estrés laboral se impartió a residentes de la colonia Anapra y otras cercanas en la zona poniente de la ciudad el taller de meditación “Sana mi corazón”, evento en el cual participaron de manera conjunta padres e hijos.

Los padres de familia de esta zona de la ciudad viven en una tensión constante porque deben trabajar mucho para sacar adelante a sus hijos, además de los problemas para que alguien se los cuide; por eso la idea de impartir este taller a cargo del terapeuta francés Klaude Venanta, comentaron Linabel Sarlat y Elvia Villescas, coordinadoras de la organización no gubernamental Las Hormigas y organizadoras del evento.

Sentados en el suelo frente al instructor, algunos padres y la gran mayoría de mamás, acompañados de sus hijos participaron en este taller por poco más de una hora, sin perder el entusiasmo y compartiendo entre todos algunas de las dinámicas que sugería Venanta.

Villescas dijo que Venanta vino a México por invitación de esta organización civil para dar el taller a los padres y niños de la zona poniente de esta frontera, ya que estas familias necesitan de todo el apoyo posible para establecer mecanismos de convivencia. 


Promueven ‘Las Hormigas’ la paz familiar

Talleres de meditación como este es algo muy importante para que los niños, niñas y los padres dejen salir ese niño interno que por las condiciones en que viven lo abandonan; los papás lo dejan al trabajar, en tanto que los niños en el fondo se sienten tristes, enfrentan situaciones difíciles en la casa y escuela porque necesitan a sus padres y no los tienen en el día porque están trabajando”, expresó.

“En pocas palabras”, dijo Villescas, “ese papá y esa mamá se tienen que ir a la maquila a trabajar, porque no pueden faltar pues necesitan todo lo que ganan, se van con tristeza de dejar al hijo en casa, y este anda igual porque durante el día no tiene a sus padres”.

Las coordinadoras de Las Hormigas destacaron que talleres como este traen aprendizaje para esta gente que enfrenta mucha pobreza y abandono, situación que en muchos casos repercute en la convivencia familiar.

“Ellos no tienen tiempo para ponerse a pensar qué les está pasando, llegan del trabajo a la casa y en situaciones difíciles no saben qué hacer, lo que se convierte en una carga para los niños, en quienes el padre o la madre descargan sus problemas”, indicó Elvia Villescas.

Esta es una sesión de meditación y reflexión para papás e hijos, para mejorar la armonía y la convivencia, comentó el instructor Venanta.

Promover la salud familiar es parte del trabajo de Las Hormigas, la armonía y la no violencia es lo que se promueve y con este taller conviven padres e hijos para llegar a esa condición de convivencia familiar, dijeron. (Luis Carlos Cano C. / El Diario)


[email protected]