Juárez

Sale a la luz otro caso de discriminación en la Universidad Cultural

Procederán de forma legal contra el plantel para resarcir el daño moral y psicológico

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

miércoles, 29 septiembre 2021 | 08:40

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Ante el acto de discriminación de que fue víctima José Manuel Mendoza, a quien se le negó estudiar en una universidad privada por ser una persona con discapacidad visual, la asociación civil “Vamos a ver por ellos” anunció públicamente que procederá de forma legal para resarcir el daño moral y psicológico causado y, además, dio a conocer el caso de otra estudiante. 

“Lo más importante es que esto no siga pasando, que se conozca que estas cosas suceden y, como siempre he dicho, nada está por encima de la ley y vamos a demostrarlo una vez”, dijo el abogado Carlos Ibarra, quien explicó que si bien la Universidad Cultural es una institución del sector privado está incorporada a la Secretaría de Educación Pública. 

En el 2019 Alejandra Echegollen, de ahora 21 años, cursaba el segundo tetramestre en la carrera de Psicología cuando el docente Jorge Rojas le dijo que por ser una persona invidente no podía continuar realizando sus estudios en su plantel e incluso le dijo que no comprendía cómo a pesar de su ceguera había logrado llegar al nivel universitario. 

“Él me dijo que yo no podía estudiar en su escuela por mi problema visual, que personas como yo no entraban a su escuela. Me discriminó por mi problema, dijo que cómo era posible que estuviera hasta ese nivel con este problema”, contó Alejandra, quien en su momento decidió no interponer una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos porque Rojas le advirtió que no sería escuchada.

Alejandra es una joven con debilidad visual por lo que al momento de realizar exámenes requería que el tamaño de las letras de los documentos fueran ampliadas, al principio sí recibió la atención que requería, pero cuando cursó clases con el docente Rojas se le entregaron exámenes mismo formato que a los demás y ante su solicitud de cambio se le dijo que no podía continuar en el plantel.

Actualmente Alejandra estudia el quinto semestre en la Normal Superior de Psicología y José Manuel sacó una ficha para realizar su examen de admisión en la Licenciatura de Psicología de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), pero ambos externaron que el daño causado no se limitaba al acto de discriminación vivido en el momento, pues Alejandra tuvo que asistir a terapia para animarse a retomar sus estudios. 

Antes de ingresar a la Universidad Cultural, tanto José Manuel como Alejandra informaron al personal sobre su condición visual y se les dijo que no había problema, que podían inscribirse y realizar sus estudios de nivel superior; sin embargo, ambos denunciaron públicamente que fue hasta que recibieron clases del docente Jorge Rojas que se les negó continuar. 

Ante la denuncia pública realizada por José Manuel y su mamá, Rocío Aparicio, así como por el abogado Carlos Ibarra y la estudiante Alejandra Echegollen, El Diario buscó la postura de la Universidad Cultural, pero hasta el cierre de esta edición no atendió a la petición de exponer su versión de lo sucedido. 

“Vamos a iniciar un juicio y con esto esperamos demostrar al doctor Rojas que la discapacidad visual es una discapacidad de estrategia, no es un problema. La palabra problema no existe en nuestra organización, desde ese enfoque vamos a hacer lo necesario para que esto se atienda y no se quede así”, dijo el licenciado Ibarra, quien llevará el caso de los dos jóvenes discriminados con el objetivo de representar un precedente.  

Rocío Aparicio y Patricia Malagan lamentaron no únicamente el rechazo de sus hijos en la universidad, sino también la manera en que se realizó, pues en ambos casos aseguraron que el docente Rojas no se limitó a decirles que no estaba preparado para atenderlos, además cuestionó sus habilidades y capacidad para estudiar. 

agomez@redaccion.diario.com.mx

close
search