string(56) "rompe-esquemas-al-practicar-tauromaquia-20190217-1479121"
Juárez

Rompe esquemas al practicar tauromaquia

Ilse es la única mujer en la Academia Taurina de Ciudad Juárez

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
lunes, 18 febrero 2019 | 06:00
Omar Morales / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Con un capote de color rosa en la mano y los ojos puestos en unos cuernos que sostiene su maestro, Ilse Eugenia Martínez Parada, de 24 años, practicaba las faenas de la tauromaquia, un deporte que se creía exclusivo para hombres.

Ilse es la única mujer del grupo de 10 practicantes en la Academia Taurina de Ciudad Juárez.  

“Me dicen que es impresionante que una mujer practique, pero es igual, ahí el animal no distingue sexo ni edad, es importante el entrenamiento que uno realice continuamente y las ganas que le eches”, mencionó Ilse Eugenia.

Desde hace cinco años Ilse ha practicado la tauromaquia, y actualmente ya se presentó lidiando becerros en algunos eventos.

“Fue viendo videos de corridas de toros del matador David Silveti y de ahí me nació hacerlo, al ver la fortaleza que implementa en el ruedo”, platicó Ilse.

La futura novillera considera que esta actividad es un arte en donde la valentía se demuestra en el ruedo.

“Sí me daría miedo estar frente a un toro, pero es un compromiso, y más que nada porque no quiero fallarme, a mí me dan nervios porque no debo fallar y quiero demostrar lo que sé hacer”, refirió la entrevistada.


Crece interés por la tauromaquia

Ilse, además de realizar sus prácticas ocho horas durante la semana, es estudiante de Administración de Empresas y trabaja.

“Este tema de las corridas de toros es controversial porque es una pasión que también abarca al deporte, porque no te puedes parar si no tienes una preparación, un entrenamiento, y es un arte porque eso se demuestra en el ruedo”, agregó la novillera.

“Para un ganadero es un orgullo que el animal muera en el ruedo, para él es mejor que quede en una arena que en el matadero, porque ellos los cuidan, los alimentan y cuando son las corridas ahí demuestran la calidad de su crianza y la bravura con la que fueron criados”, explicó Ilse.

Jaime Domínguez Juárez y Felipe Morales fueron los fundaron la Academia Taurina de Ciudad Juárez, desde hace tres años. 

Ambos fueron novilleros de los años 90 y estudiaron en la Ciudad de México la tauromaquia, comentó Domínguez.

“Cada vez más jovencitos se están interesando porque es una disciplina, pero es muy satisfactoria. Los alumnos se dan cuenta que tienen que entrenar durante toda la semana y tener un buen nivel académico para poder estar aquí”, añadió Domínguez.

El instructor comentó que estas prácticas les ayudan a tener disciplina, porque en el ruedo lo que deben de imponer es respeto, por eso en las clases promueven ese valor hacia las demás personas. 

“Si no se respetan ellos mismos, y a los mayores, cuando tengan enfrente al animal no los va a respetar, el toro es bravo y no le van a poder pegar un muletazo”, mencionó Domínguez.

El fundador de la academia dijo que este deporte es caro, por lo que realzan diversas actividades para rentar o comprar los becerros y las vacas para las presentaciones.

“No es como las personas lo pintan, sólo matar animales, ellos deben hacer ejercicio, tener un régimen alimenticio, es realizar un sacrifico para ellos y su familia”, añadió Domínguez.

Comentó que son aproximadamente 10 mil pesos los que cuesta un becerro o una vaca, y entre 20 mil y 80 mil pesos un toro de lidia, según el prestigio de la ganadería.

Domínguez explicó que hay varios niveles en el toreo, por lo que algunos de sus alumnos están en las primeras categoría de becerristas, en la que no se mata el animal.

Otros niveles que manejan son los novilleros y también tienen preparación para las corridas de toros; sin embargo, depende de los entrenamientos y la actitud para arrojarse a una plaza.

Mencionó que hay alumnos en la academia que ya se han presentado en corridas en Aguascalientes.

Los entrenamientos los realizan sábados y domingos en la Plaza de Toros Balderas y en la Mega Bandera del Chamizal, de 8 de la mañana a 12 del mediodía. 


[email protected]