Juárez

‘Roban’ grosor a carril de la ruta troncal

Tiene 15 centímetros de espesor cuando se requieren al menos 23; se puede fracturar en corto plazo, advierten

David Cruz / El Diario de Juárez / El pavimento no alcanza siquiera la altura de un celular

Javier Olmos
El Diario de Juárez

lunes, 21 septiembre 2020 | 08:04

El concreto hidráulico que las constructoras están colocando en diversos tramos de la avenida Tecnológico para el paso del BRT-2 por el carril confinado es de apenas 15 centímetros de espesor, cuando por la condición climática de Juárez se requiere que tenga un mínimo de 23 y un máximo de 30.

Lo anterior, ocasionará que la superficie de rodamiento se fracture en el corto plazo con el paso de los camiones, advirtió el exsubsecretario de Obras Públicas de Gobierno del Estado, Andrés Carbajal Casas.

El exfuncionario aseguró que la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, que dirige Gustavo Elizondo, alteró el proyecto ejecutivo que en 2017 realizó para el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), el Gobierno de Chihuahua, el Municipio de Juárez y para la Sedatu, la empresa Cal y Mayor.

Dicho estudio denominado “Estudio Integral para el Corredor de Transporte Público ‘Corredor Tecnológico” fue solicitado por El Diario tanto al IMIP, como a la SCOP y a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), pero las tres instancias se negaron a presentarlo.

En diversos recorridos por las obras en la avenida Tecnológico, este medio constató que la carpeta de concreto hidráulico tiene un espesor de 15 centímetros.

“El proyecto autorizado señala espesores de la carpeta mínimos de 23 y hasta 30 centímetros con concreto de alta resistencia y refuerzos para evitar contracciones y dilataciones por cambios de temperatura”, señaló Carbajal Casas.

Expuso que con estas particularidades, el pavimento podría aguantar temperaturas en invierno de menos 20 grados centígrados y en verano de hasta 50, una variación gigantesca de 70 grados, mucho muy diferente a la Ciudad de México, Puebla, Guadalajara y hasta Chihuahua.

“Sin la menor duda, es una obra que no va a conservarse. La superficie de rodamiento se va a fracturar”, advirtió, y a su vez enfatizó que el mismo Gobierno del Estado no resistiría un peritaje: “Banobras y Fonadin, al enterarse, no van a avalar la obra y menos invertirán en ella. Será dinero tirado a la basura”.

Informes de los proyectos del Plan de Movilidad Urbana que en 2015 ejecutó el Gobierno municipal cuando el alcalde era Héctor Murguía Lardizábal, indican que en las diversas avenidas donde se instaló carpeta de concreto hidráulico, el espesor varió entre 26, 28 y 30 centímetros.

Además, un análisis al proyecto “Análisis Costo-Beneficio” del Corredor Troncal de transporte público Universidad-Tecnológico-Fuentes Mares para la ciudad de Chihuahua, permite establecer que el BRT en la capital usa un carril exclusivo con un espesor de 23 centímetros de concreto hidráulico, partiendo de la fórmula “3.5mt de concreto hidráulico mr=45kg/cm2”.

“Elizondo alteró el proyecto de la ruta troncal 1 en la ampliación bulevar Zaragoza. Obra Públicas le especificó un espesor de la carpeta de 28 centímetros y lo bajó a 15, con la tolerancia o complicidad del excoordinador de gabinete Ismael Rodríguez”, denunció Carbajal.

Se rediseñó el proyecto: Elizondo

En respuesta, Gustavo Elizondo, director de SCOP y responsable del proyecto, confirmó que la plancha tendrá un espesor de 15 centímetros, argumentando que un despacho local, a cargo del ingeniero Leonel López, rediseñó este aspecto, ajeno al proyecto ejecutivo.

“Así es, se rediseñó debido a que no se tenían estudios de mecánica de suelos”, respondió; “el proyecto es en 15 centímetros, te comento que se pidió a un despacho local diseñar no sólo el concreto sino todo el sistema de terracerías”, explicó.

“Los diseños fueron desarrollados por ingenieros de Juárez considerando todas esas experiencias, el trabajo de las terracerías siempre será la clave, por esta razón tenemos supervisión externa responsable de la calidad”, agregó.

Dijo que las conclusiones incluyen características especiales de resistencia y aditivos, como inclusores de aire y fibras sintéticas.

Carbajal Casas aseveró que de continuar el proyecto como va, en tiempo de frío el pavimento se va a encoger, mientras que en el verano se dilatará. 

“Eso va a agrietar el pavimento porque no está acorde con el nivel de temperatura y el peso. Lo que está haciendo es no usar el espesor recomendado y se está ahorrando una lana”, enfatizó.

Hay que mencionar que, sólo en infraestructura, la segunda ruta troncal costará 997 millones de pesos, de los cuales 611.4 serán de aportación estatal y 386 millones del Fondo Nacional de Infraestructura.

Por ejemplo, en el tramo tres, que comprende 1.94 kilómetros de Paseo Triunfo de la República entre la avenida Del Charro y la calle Francisco Márquez, la SCOP pagará 58 millones 534 mil 459 pesos a la compañía Dym Ingenieros Constructores, por la edificación de cinco estaciones de servicio y la adaptación del carril exclusivo para el paso de los camiones.

El proyecto contempla además otra inversión, de capital privado, de 864 millones de pesos para la compra de autobuses, y otros 85.3 para el sistema de control y recaudo, implicando un gasto total de mil 946.7 millones de pesos. (Javier Olmos / El Diario)

jolmos@redaccion.diario.com.mx