Río Bravo, con poca agua

El bajo nivel de agua cerca del ‘puente negro’ en la zona Centro

V. Domínguez y A. Velez
Diario de Juárez y Diario de El Paso
lunes, 15 abril 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Con poca agua se encuentra el río Bravo debido a que las presas Elefante y Caballo se encuentran a niveles muy bajos de acuerdo a su capacidad, informó José de Jesús Luévano, secretario de la Comisión Internacional de Límites y Agua (CILA).

“Prácticamente están secas, esperamos que este año que hubo buenas nevadas al derretirse la nieve sí alcance el escurrimiento a esas presas y se recuperen un poco; ahorita es impredecible saber a cuánto podría llegar de agua, porque no sabemos cómo se va a comportar el deshielo”, añadió el funcionario.

Agregó que en los últimos 20 años, la cuenca alta del río Bravo está en una sequía y por ese motivo el afluente se encuentra con poca agua.

“En muchos años no ha sido posible que México reciba la asignación total de los 74 millones de metros cúbicos anuales que le asigna la comisión de 1906 debido a esta sequía persistente que existe en la cuenca”, expuso el secretario de la CILA.

En un recorrido hecho por El Diario desde la Plaza de la Mexicanidad hasta el puente Internacional Zaragoza, se observó que en el cauce, el nivel del agua es bajo y en algunas partes está seco.

 A la altura de la plaza y hasta el bulevar Francisco Villareal Torres, algunos arbustos que se encuentran en las orillas del Bravo ya están secos, y en el interior del afluente se ven expuestas la basura, ropa y matorrales.

Después de ese punto y hasta el puente internacional Zaragoza, el río Bravo prácticamente permanece sin agua.

José de Jesús Luévano, comentó que tiene reuniones mensuales con personal de Estados Unidos para evaluar el estado de la cuenca, el estado de la capa de nieve y el pronóstico de escurrimiento de las entradas a las presas.

Comentó que la próxima junta será el próximo de 17 abril y hasta entonces se dará un aproximado del volumen que México recibirá para el resto del año.

“Hasta el momento se desconoce cuánto es la cantidad de agua porque el nivel de las presas es bajo y no se puede hacer todavía una asignación”, enfatizó el funcionario.

Las presas del Elefante y El Caballo, en Nuevo Mexico están a muy baja capacidad. Por ende, no se ha podido asignar agua a los usuarios tanto en NM y Texas, como en México, informó Sally Spener, encargada de relaciones internacional de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, sección Estados Unidos.

Mientras que José de Jesús Luévano, de CILA en Juárez, informó en días pasados que los niveles de ambas presas andan en un 5 por ciento de su capacidad, el pasado 23 de febrero la página web Water Data for Texas señalaba que la Presa del Elefante se encontraba a un 8.3 por ciento de su capacidad, equivalentes a 4 mil 306.34 pies.

Este dato contrasta con el de hace un año, cuando la Elephant Butte Damn se encontraba a una capacidad del 24.6 por ciento.

Los niveles de ambas presas son las que se toman en cuenta para determinar la cantidad del líquido que se otorgará para la temporada de primavera 2019.

“En abril se asignará el agua y no se sabe a ciencia cierta cuánto le corresponderá a cada usuario”, dijo Sally Spener, quien agregó que la buena noticia es que han caído buenas nevadas en las montañas Rocallosas, las cuales alimentan al Río Grande.

Spener explicó que en la medida en que aumente el volumen de las presas se asignarán los montos de agua a los diferentes usuarios, en ambos países. 

“Este año vamos atrasados con respecto a otros, por la sequía. En años anteriores comenzábamos las asignaciones en febrero”, dijo la funcionaria con sede en El Paso.


Para apuntar

• En los últimos años no ha sido posible que México reciba la asignación total de los 74 millones de metros cúbicos anuales que le asigna la comisión de 1906 debido a esta sequía persistente que existe en la cuenca