Reviven legado de Juanga

Residencia del ‘Divo de Juárez’ en la calle Lerdo será convertida en museo, preparatoria y universidad

Alejandro Vargas
El Diario
martes, 26 marzo 2019 | 06:00

En museo, preparatoria y universidad será convertida la vivienda de Juan Gabriel, ubicada sobre las vialidades Lerdo e Ignacio Mejía de esta ciudad.

Silvia Urquidi, quien sostuvo una amistad de 26 años con el Divo de Juárez, y propietaria de la finca, precisó que será el próximo 28 de agosto, en el tercer aniversario luctuoso del artista, cuando se dé inicio al nuevo proyecto.

“Él (Juan Gabriel) siempre me decía que yo tenía lo más valioso para él en la vida. Yo pensaba que eran los terrenos de Acapulco, hasta que un día le pregunté ‘¿qué es lo más valioso? porque yo no entiendo’, y me dijo: ‘La casa de la Lerdo, es la casa donde mi madre vivió y para mí es un santuario’” recordó Urquidi.

La vivienda de Alberto Aguilera Valadez, nombre verdadero de Juanga, cuenta con acabados de mármol y madera, además aún conserva el estilo original de los años ochenta.

“Vi un periódico donde salió la foto de una niña pequeña agarrada de los barrotes de la casa mientras ve para adentro. Se me quedó muy grabada. Era Gabriela, la primera niña que se dio a conocer en Juárez que era hija de Alberto, y esa niña iba a cada rato a ver si podía ver a su papá allá afuera. Entonces dije, bueno, la voy a abrir, la voy a abrir para que la gente de Juárez la conozca”, contó. 

Consideró que se trató del mejor homenaje que pudo hacerse a Juan Gabriel. Al hacerlo, se llevó una sorpresa: “veo filas y filas afuera de familias, niños, ancianos, como en los shows de Alberto”, continuó.

“Me habían prometido seguridad y a la hora de la hora no me llegó, y estaba asustada”, confesó.

Al verse rebasada por el número de fanáticos y la nula seguridad, en el momento pensó en dejar entrar a las personas únicamente al jardín, donde montó un “pequeño altar”. Sin embargo, tras darse cuenta que el comportamiento de las personas era igual que el asumido al entrar a un “santuario” decidió abrir las puertas de la casa a la comunidad.

“Entraban con un orden, con un respeto. Entonces dije ‘voy a abrir para que vean el cuadro de Alberto que está subiendo las escaleras’, y no tuve ningún problema. Lo cuento como anécdota; y dije ‘Alberto, esta casa va a ser el museo’. Son decisiones que se fueron dando”, relató.

Durante la entrevista, y precisando que no se trata de un acontecimiento con tintes políticos, Urquidi se hizo acompañar por Omar Bazán, diputado local y dirigente estatal del PRI, con quien dijo tener una larga amistad y se sumó al proyecto con su patronato: el Instituto de Estudios Superiores de Chihuahua (IESCH), que ofrece preparatoria y cuatro carreras. 

Urquidi explicó que la idea de sumar esfuerzos, tanto ella a través de su fundación, como Bazán mediante su patronato, nació el pasado 23 de marzo, cuando ella llegó a Chihuahua. 

Indicó que ahí decidió acompañar al diputado a un evento que consistió en que menores apoyados y becados por el patronato IESCH conocieran a su benefactor, es decir a Bazán. 

“Cuando vi ahí a muchachos que conocen a quien los apoyaba me puse tan emotiva que dije ‘Dios mío, dónde estoy. Me estoy llevando lo del legado de Alberto, lo de la escuela, lo que quería, ignorándolo’. Cuando ayudas, es más loable hacerlo porque quieres, no para que se sepa. Fue como un balde de agua fría. Entonces, dije ‘vamos a continuar el legado de Juan Gabriel’”, refirió.

A su vez, Bazán precisó que lo más importante es la apertura del sitio para que haya un lugar en donde se pueda saber quién fue Juan Gabriel.

“Me sumo a la convocatoria que hace la señora Urquidi en cuanto a que nos sumemos todas las asociaciones civiles, patronatos, partidos y ciudadanía en general para aportar en la posibilidad de tener un lugar de refrendo al artista Juan Gabriel. Ojalá más personas se sumen a esta iniciativa”, señaló. 

Asimismo, el diputado explicó que a través del IESCH se han dado a la tarea de la labor social y tienen a “más de 500 jóvenes becados”. En el ámbito de preparatoria se brindan además apoyos alimenticios.

“El reto es abrir esta casa en Ciudad Juárez, abrir el museo de Juan Gabriel a través de la administración conjunta de nuestro patronato y de la fundación de Silvia Urquidi, y aperturar también la primera generación en Juárez de estudiantes becados para estas escuelas. Hacemos hincapié en que no queremos que esto se politice. Es una acción noble para los juarenses”, subrayó. 

Ambos explicaron que antes de realizar la apertura trabajarán en la colocación de una oficina encargada del funcionamiento del museo y de la institución académica.

“Si tenemos que hacer aulas allá atrás, pues las haremos”, dijo Urquidi. A la par, Bazán mencionó que más adelante se informará si se cobrará alguna cuota de recuperación para el mantenimiento de las instalaciones.

Dentro de la casa de “mil 097 metros cuadrados” que cuenta con dos pisos, cámaras ocultas y un sótano utilizado como estudio y como un reducido escenario para reuniones privadas del Divo, prevalecen prendas, instrumentos, así como fotografías autografiadas por artistas que sostuvieron lazos de amistad con el ícono de esta frontera: Juan Gabriel.


[email protected]