Revelan perfil del migrante en Juárez

El fenómeno migratorio que ha registrado a más de 11 mil personas en los últimos seis meses

Hérika Martínez Prado/
El Diario
sábado, 13 abril 2019 | 06:00
Associated Press

A diferencia de otras fronteras como Tijuana o Piedras Negras, en Ciudad Juárez el fenómeno migratorio que ha registrado a más de 11 mil personas en los últimos seis meses, muestra una diversidad de oriundos de diversas partes del mundo, pero con una gran mayoría cubana, casi en igualdad numérica de sexo, que no formaron parte de las caravanas.

Lo anterior se desprende del informe denominado “La Caravana Migrante Centroamericana”, encabezado en esta frontera por el investigador Jesús Peña Muñoz, de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), y el cual se ha realizado también en las otras dos ciudades de Baja California y Coahuila.

El informe juarense se desprende de entrevistas a realizadas entre el 27 de febrero y el 20 de marzo a los migrantes albergados en la Casa del Migrante, el gimnasio del Colegio de Bachilleres, y las iglesias Soldados de Dios, El Buen Samaritano (El Buen Pastor) y Aposento Alto.

De acuerdo con el investigador especialista en migración, “el objetivo era descubrir qué tipo de migración está llegando a la ciudad, si era gente de caravanas”, explicó quien trabajó en coordinación con la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH).

Los resultados encontrados fueron que, mientras que las migraciones en busca de asilo político que llegaron a Tijuana y Piedras Negras estaban conformadas por un 81.7 y 77.4 por ciento de oriundos de Honduras, y un 97 y 98 por ciento, respectivamente, de centroamericanos; en Juárez la mayoría de los migrantes es cubana.

Mientras que casi la totalidad de los migrantes en dichas ciudades arribaron en caravanas, en esta frontera apenas el 2.4 por ciento formó parte de alguna en un momento de su travesía.

Según el Colef, apenas el 15 por ciento de los encuestados eran originarios de Honduras, Guatemala o El Salvador, donde se han originado las caravanas centroamericanas.

El 13 por ciento son mexicanos, desplazados por la violencia de estados como Guerrero, principalmente.

El 43 por ciento de los albergados dijeron ser de Cuba, cifra que se diferencia del 70 por ciento que calculan las autoridades de migrantes isleños, debido a que la mayoría de ellos no se han albergado, como ha sido el caso de los centroamericanos.

En Juárez se registró un 54 por ciento de migrantes hombres y 46 por ciento mujeres, a diferencia del 72 por ciento de hombres y 28 por ciento de mujeres en Piedras Negras.

En esta frontera además el promedio de edad de los migrantes es de 31 años, mientras que en Tijuana es de menores de 30 años y en Piedras Negras de 27 años. 

Entre los encuestados se encontraron migrantes que tenían desde un día hasta 126 días en Ciudad Juárez.

Peña Muñoz destacó además la diversidad de migrantes de diversos países que han llegado a esta frontera, de los distintos continentes, mientras que en Tijuana apenas el 1.4 por ciento dijeron ser de un país no centroamericano.

“Les preguntamos por qué llegaron a Juárez y el 23.9 por ciento dijo que porque era el cruce más fácil, el 22 que por ser una ciudad segura, el 11 por ciento porque se lo recomendaron otros migrantes y el 10 por ciento porque les dijeron que era el viaje más corto desde donde estaban”.

El investigador explicó que además “como en Juárez no había caravanas no veían tanto desorden en la ciudad, porque aquí la gente no estaba durmiendo en las calles”.

También se les preguntaron los dos principales motivos por los que salieron de su país y como primer motivo el 36 por ciento dijo que por la presión política, debido al alto número de cubanos; el 20 por ciento que por inseguridad como robos y el 8 por ciento que por falta de empleo.

Como segundo motivo el 22.8 por ciento dijo que por presiones políticas, el 16 que por los robos de los que eran víctimas y el 12 por ciento huyó del crimen organizado en sus países.

Las rutas por las que llegaron los migrantes centroamericanos y cubanos a Juárez fue desde Tapachula, Chiapas, mientras que el resto de los extranjeros de África, Europa y otros países de América como Nicaragua, lo hicieron desde la Ciudad de México o el aeropuerto de Cancún, debido a que entraron al país como turistas.

Otra de las características de la migración en esta frontera es que la mayoría lo hizo con otro adulto, el 26 por ciento venía acompañado por al menos un mejor y el 47 por ciento viajó con al menos un hijo. El registro de edad de los hijos se encontró desde los cero hasta los 26 años, informó Peña Muñoz.

El informe que todavía no ha sido publicado de manera oficial, desprende un perfil completamente distinto de los migrantes que arribaron a Piedras Negras, Tijuana y Ciudad Juárez, concluyó el investigador.