Juárez

Rescata EMMA a adolescentes juarenses

El proyecto de Educación a Menores con Maduración Asistida combate la deserción escolar y evita que caigan en la delincuencia organizada

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

miércoles, 18 agosto 2021 | 13:04

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez | Uno de los participantes en el evento del Parque Central

Hace una década nació el proyecto de Educación a Menores con Maduración Asistida (EMMA) con un único objetivo: por medio del combate a la deserción escolar, rescatar a los jóvenes de Ciudad Juárez del riesgo de formar parte activa de la delincuencia organizada y, de esta forma, beneficiar de manera indirecta a la población fronteriza. 

Omar Herrera, de 26 años, formó parte de la primera generación de jóvenes que logró concluir sus estudios gracias al apoyo del proyecto que en aquel entonces se instaló al interior de un centro comunitario en la colonia Anapra y que ahora se ha expandido con nueve sedes ubicadas en las zonas de mayor riesgo delictivo y consumo de sustancias ilícitas. 

Al principio, su única intención era tener un espacio dónde realizar sus tareas de secundaria, pero con el tiempo se integró al proyecto que lo becó para continuar sus estudios de nivel medio superior y universitarios, los cuales cursa actualmente en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) por medio de una licenciatura en Derecho. 

EMMA no surgió como un programa educativo que únicamente buscó representar una segunda opción para que los jóvenes fuera de las aulas reciban conocimientos académicos y se certifiquen, sino que desde su fundación ha colaborado en el proceso de maduración de cada uno de sus integrantes por medio de apoyo psicoemocional, además de prevención de adicciones. 

A     finales de este año, en noviembre, se graduará la novena generación de EMMA –el proyecto pausó un período– compuesta por 290 adolescentes, de entre 12 y 17 años, provenientes de distintas zonas de la ciudad: Kilómetro 27, Riberas del Bravo, Siglo XXI, Azteca, Los Arcos, Tierra Nueva, Lázaro, Anapra y Lomas de Poleo. 

El programa certifica los estudios de primaria por medio del Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (Ichea) y de secundaria a través de los Centros de Educación Extra Escolar (Cedex), pero además apoya e incentiva la continuidad de los estudios al nivel medio superior y universitario. 

“Me propusieron una beca para seguir estudiando la preparatoria, realmente fue una gran oportunidad porque yo siempre quise estudiar la prepa y la universidad, pero veía la dificultad económica, sin la beca hubiera sido un reto muy difícil”, dijo Omar Herrera, quien con los años se convirtió en coordinador operativo de EMMA y actualmente trabaja con adolescentes que, al igual que él, buscan una segunda oportunidad. 

A través de EMMA cientos de jóvenes de Ciudad Juárez han cambiado su destino, luego de que estudios realizados a mediados del 2010 –durante el auge de la inseguridad en la frontera– demostraron que el abandono de la educación los hace vulnerables y, por lo tanto, propensos a formar parte de la delincuencia, dijo Gustavo de la Rosa, una de las figuras detrás de la creación del proyecto. 

Ayer, los adolescentes de EMMA se reunieron en el área poniente del Parque Central y participaron en el evento “Desafiando gigantes”, organizado por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, cuyo objetivo fue promover un espacio donde pudieran interactuar y promover sus habilidades a fin de mejorar su autoestima, perseverancia e interacción social. 

“Me salí de la escuela, ya no quise entrar a la secundaria normal porque simplemente no me gustaba, pero en EMMA no siento estrés, aquí sí me gusta”, dijo Reyna Tovar, de 13 años, quien asistió al evento y actualmente cursa sus estudios en la sede ubicada en la colonia Azteca, donde no sólo le enseñan contenido académico sino que además la dirigen para crear su proyecto de vida.

agomez@redaccion.diario.com.mx

close
search