Juárez

Repudian feminicidio cometido por policía que se quitó la vida

La defensora de derechos humanos, Cecilia Espinoza, lamentó que se siga considerando a la violencia familiar como un tema pasional

Staff / El Diario de Juárez

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

jueves, 11 junio 2020 | 17:55

Ciudad Juárez— El feminicidio de una mujer embarazada cometido por un policía municipal que se suicidó antes de ser aprehendido por sus propios compañeros, fue repudiado por mujeres activistas a favor de los derechos humanos.

A través de un comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) dio a conocer que “un elemento de esta corporación privó de la vida a su expareja sentimental al sostener una discusión de índole pasional”. 

Para la defensora de los derechos humanos, Cecilia Espinoza, resulta “terrible” que la SSPM no reconozca un feminicidio y siga considerando a la violencia familiar como un tema pasional.

“No fue un asesinato pasional, fue un feminicidio que tiene de trasfondo la violencia familiar”, sostuvo.

Los hechos ocurrieron este jueves por la tarde en una vivienda ubicada en el cruce de las calles Flamingo y avenida De los Aztecas en la colonia Granjas de Chapultepec, donde fue reportada  a una mujer fémina privada de la vida con proyectil de arma de fuego.

Según el reporte policiaco la madre de la mujer declaró que su hija llevaba varios meses separada del agente preventivo y se negó a regresar con él. 

Al momento de su muerte, la víctima estaba por cumplir los nueve meses de gestación. 

“Estamos ante un feminicidio. Toca cuestionar quién nos está cuidando, porque estamos hablando de un policía municipal con permiso de portar arma, un hombre que estaba en las filas de quienes deben garantizar la seguridad de la ciudadanía, este hombre  no supo controlar sus emociones mucho menos un arma de fuego”, reprobó Yadira Cortez, integrante de la Red Mesa de Mujeres.

Ivonne Mendoza, directora del Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer A. C. (Cedimac).

El agente fallecido y la víctima no han sido identificados hasta este momento. 

Según el reporte policial, el crimen ocurrió frente a la madre de la mujer victimada. 

Dijo que su hija ya se había separado de su expareja sentimental que le disparó al negarse a retomar la relación.

“Si el agresor hizo esto con la mujer que ´amaba´ y además lleva en el vientre a su hijo, no puedo imaginar qué cosas habrá detrás de la vida de ese hombre y qué más habrá hecho, toca jalarle los hilos al Gobierno Municipal y también ver que hace el Instituto Municipal de las Mujeres que debe transversalizar la perspectiva de género en las instancias municipales”, planteó Yadira Cortez. 

Las mujeres activistas entrevistadas coincidieron en señalar que no es suficiente que los policías reciban capacitación en materias de género y derechos humanos.

“Esto no funciona para un hombre agresor. Deben hacer intervenciones con los policías para detectar agresores y que reciban tratamiento obligatorio. Las historias de policías agresores se repiten con frecuencia”, aseguró la directora de Cedimac.

Cecilia Espinoza expuso que no es posible que quienes deben prevenir y atender la seguridad para los y las ciudadanas, sean perpetradores de violencia.

“Además con todo el adiestramiento que tienen, debería haber filtros que les permita identificar los perfiles de agresores familiares, siendo una de las principales formas de violencia que nos lacera a las mujeres de esta ciudad”, agregó.